Siguenos
Lunes 22 de abril de 2024
Inventos, inventores y una que otra calamidad

Actualizado: 2024-03-01

Inventos, inventores y una que otra calamidad


Por: Efraín Quiñonez León


1 de marzo de 2024


Tiro Libre


Si no fuera por los despropósitos que a menudo pueblan el espectro de la política local, nacional y global, el debate de cosas interesantes no provocaría más que bostezos en el respetable que se toma la molestia por curiosear por el espectro mediático. Por fortuna, los políticos son una fuente inagotable de humor que, en ocasiones, por voluntad o sin ella, tienden a prodigar material contra el tedio causando nuestra hilaridad y sorpresa ante los alcances que suelen tener sus recursos retóricos inagotables.


Hace unos días las autoridades de la máxima casa de estudios de Veracruz otorgó un reconocimiento al ejecutivo estatal en funciones y el golpe anímico entre algunos universitarios fue brutal. No tardaron en aparecer muestras de inconformidad por la medida, ciertamente no calibrada adecuadamente por quienes se arrogan el derecho de otorgar distinciones a diestra y siniestra. Salvo que sea por puritita vanidad, no parece existir un imperativo categórico que obligue a los otorgantes recurrir a semejantes medidas que poco importan a la comunidad universitaria, no así a quienes por despecho todo lo ven mal.


En una institución de educación superior que siempre ha estado supeditada, pese a su malograda autonomía, a los designios de las máximas autoridades del Estado; por voluntad o sin ella, todas sus autoridades han sucumbido ante las presiones que se ejercen fuera de los recintos universitarios.


Un político priista que a mucha honra se siente químicamente universitario conmina al gobernador a devolver el reconocimiento que no merece, pero mientras ha ocupado cargos de relevancia no ha vacilado en imponerse al viejo estilo. Su oportunismo quedó al desnudo cuando pretendió “respaldar” una legítima protesta de jubilados que luchaban por la falta de pago de sus pensiones. Y le espeta al primer inventor de la república jarocha que sea honesto y regrese una distinción que lo descalifica antes de honrarlo. Envalentonado, el político priista lanza una convocatoria para que los universitarios ejerzan su derecho a votar en contra de la certificación oprobiosa, que la autoridad universitaria ofrezca disculpas por la medida tan “impopular” y anti-universitaria, para exaltar a quienes con toda propiedad fungieron como legítimos creadores.


Otro expriista ahora converso se mofa del gobernador por las pifias verbales cometidas, no pide que se regrese el pergamino impropiamente conseguido, sino que fustiga por el flanco abierto por el propio pseudo-inventor.


Mientras tanto, se pronuncian quienes resultan auténticos creadores del aparato de medición que colma el mérito, que no al que los hizo compadres. “Ni siquiera invitó los chescos”, dicen con jocosidad meridiana. A estas alturas lo que menos importa es el aparato, sus funciones, el trabajo que significó su diseño y las aplicaciones que ya tiene o tendrá en algún momento.


Ante el barullo, las autoridades universitarias vuelven a la carga pretendiendo defender lo indefendible. Frente al barroquismo de su comunicado contra quienes pretenden defenestrar y descalificar los merecimientos que han sido otorgados a inventoras e inventores, mejor hubiese sido guardar una prudente distancia y no sacar el pecho que, en algunos casos, no es posible funcione como la salvaguarda de los más íntimos secretos. En la más pura tradición chantajista, el comunicado reclama a quienes se inconforman que pretendan por el hecho de estar en contra de la medida, descalificar en paquete a todos aquellos que han sido galardonados, cuando el hecho en cuestión no es contra los premiados sino tan sólo en uno de los casos que, como detalle no menor, resulta que se trata de quien hoy día cumple funciones como ejecutivo estatal que, además, está en entredicho su participación en el colectivo inventor.


Más allá de la autoría de quien haya imaginado la idea o la ocurrencia que para algunos resulta inadmisible, lo cierto es que no había siquiera necesidad de meterse en semejante lío y recibir gratuitamente descalificaciones al por mayor, si realmente se trata de otorgar reconocimiento a quienes simplemente están enfocados en realizar su mejor esfuerzo en las condiciones que la máxima casa de estudios de Veracruz lo permite.

AVC Noticias 2013 - Contacto [email protected]Diseño Amarillo Estudio • Programación Sinergia Digital