Siguenos
Lunes 25 de septiembre de 2017
   
Proyecto minero riesgo para la Reserva de la Biosfera de los Tuxtlas
Proyecto minero riesgo para la Reserva de la Biosfera de los Tuxtlas
Flavia Morales / AVC Noticias.  
2017-09-19.- Los habitantes de la sierra de Santa Martha viven con la amenaza latente de la reactivación de una concesión minera en el corazón de la Reserva de la Biosfera de los Tuxtlas * Temen que su reactivación acabe con los mantos acuíferos de la región * Los campesinos se preparan para no permitir su llegada.

 


 San Pedro Soteapan, Ver.- (Segunda Parte/ AVC/Flavia Morales)  Desde la “ventana” en la comunidad Santa Martha de la sierra de Soteapan se puede admirar el esplendor de la zona núcleo de la Reserva de la Biosfera de los Tuxtlas.


A más de 1 mil 500 metros de altura se pueden ver los cerros, los ríos, la laguna y a lo lejos el mar. La quietud del paisaje sólo se interrumpe de vez en cuando por el sonido de las aves al pasar.


Herculano Rodríguez Cruz, comisario ejidal de la comunidad, mira al horizonte y señala a un punto en el cerro San Martín donde hasta hace un par de meses estaba vigente la concesión de 84 hectáreas para la exploración minera de una veta de plata.


Aunque por ahora la concesión está cancelada, es un riesgo latente para los habitantes, porque en cualquier momento se puede activar y entonces temen que acabe con los manantiales y arroyos de la región.


Ante el temor, los ejidatarios se están organizando a través de actas de asamblea para prohibir el uso del agua y territorio que les corresponden.


“Lo que pensamos es que si la mina se llega a explotar corremos riesgos, nos va a contaminar el agua, todos los arroyos que cruzan abajo tienen su nacimiento en la sierra y eso se va acabar”, señala el comisario ejidal.


Los habitantes de la sierra de Santa Martha son los guardias de más de 600 hectáreas de bosque de la Reserva de la Biosfera, y aunque siguen sembrando frijol y maíz, ahora están dedicados al cultivo de palma camedor y cola de pescado, de donde obtienen ganancias suficientes para vivir.


Desde “la ventana” hay caminos que llevan hasta otras comunidades sierra arriba, y propia zona donde la minera exploró en los 80s; por eso  hasta el lugar han llegado personas que se dicen trabajadores del gobierno, pero son poco fiables.


Los habitantes cuentan que con el pretexto de medir árboles de la reserva, personas llegan con planos para hacer mediciones, y aunque no tienen certeza del objetivo, sospechan que tiene que ver con la cercanía de la comunidad con la minera en la reserva.


“ Vienen a decirnos que están haciendo estudios de madera, pero en realidad nos dimos cuenta que vienen con planos de la minera, andaba buscando pozos de agua”, cuenta Herculano sobre la visita de personas a la comunidad.



El fantasma de la minera La Morelense


La Reserva de la Biosfera Los Tuxtlas, con 155 mil hectáreas, está ubicada dentro de los municipios de Ángel R. Cabada, Catemaco, Mecayapan, Pajapan, San Andrés Tuxtla, Santiago Tuxtla, Soteapan y Tatahuicapan de Juárez.


Fue en 1998, cuando por Decreto se declara la Reserva de la Biosfera Los Tuxtlas, recategorizando dos ANP's existentes, uniéndolas en una sola poligonal.


La zona de área natural protegida incluye tres zonas núcleo: el volcán San Martín Tuxtla, la Sierra Santa Marta y San Martín Pajapan.


El programa de Manejo de la Reserva de la Biosfera revela que dentro de la reserva hay seis concesiones mineras, una de ellas es La Morelense, dentro de la zona núcleo de la Sierra Santa Marta.


En la reserva se realiza la extracción de bancos de arena de ríos y de materiales pétreos de pedreras de algunos cerros.


La Dirección General de Minas de la Secretaría de Economía señala que existe un título de propiedad el 180865 de 1987 para la exploración minera en 84 hectáreas  del lote denominado La Morelense, por tres años, a favor de Reyes Serna Vigueras y Mario Serna.


Posteriormente este título se canceló por el 189500, que extendió el permiso por 25 años de 1990 al 2015 para explorar el mismo número de hectáreas a favor de los mismos dueños.


La Morelense by Ocelota Morales on Scribd



El riesgo de una reactivación: Centro de Derechos Humanos


 Ramón García Sánchez, abogado del Centro de Derechos Humanos de los Pueblos del Sur de Veracruz Bety Cariño, AC., señaló que aun cuando la última concesión de la minera está suspendida, existe el riesgo de ser reactivada en cualquier momento.


Recordó que los primeros trabajos de exploración de la minera fueron en los años 80s, con la finalidad de localizar vetas de plata en la zona.


Del trabajo de aquellas épocas quedan rastros en los cerros: un socavón cerrado que en su tiempo fue dinamitado y alguna maquinaria abandonada.


El abogado señala que por ahora no existe en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales una solicitud formal para reactivar el proyecto, pero eso no quiere decir que el proyecto esté cancelado de forma definitiva.


En la investigación que realizó el Movimiento Territorial de Defensa, donde se localizó la tarjeta de datos y el expediente de la minera, se revela que la intención era realizar minería subterránea en esta zona con densidades muy altas de plata.


Con experiencia en la defensa del territorio, dice que no hay que confiarse, pues en otros estados del país, el modus operandi es cambiar la poligonal de las reservas protegidas para dejar fuera los proyectos mineros.


La primera alerta que recibieron los ambientalistas fue que el proyecto aparece en los panoramas mineros del gobierno de Fidel Herrera y Javier Duarte, además hay rumores de la intención de cambiar la poligonal de la reserva, con el pretexto de excluir las zonas que todavía son potreros y no se pudieron recuperar ambientalmente al 100%.



 


Checa el Plan de Manejo Ambiental de la Reserva de la Biosfera de los Tuxtlas 


 


 

Comentarios
Iniciar Sesión
Busqueda Avanzada
 
 
+ Noticias
 
AVC Noticias 2013 - Contacto redaccionavc@hotmail.com Domicilio: Diego Leño 51 Despacho 401 Centro Xalapa, Veracruz
Tel- 012288 41 93 93
Diseño Amarillo Estudio • Programación Firewall Soluciones