Siguenos
Domingo 24 de septiembre de 2017
¿Cómo los medios violentamos la ley y a las mujeres desde nuestras publicaciones?

Actualizado: 2017-08-09
La Fiesta del Té


¿Cómo los medios violentamos la ley y a las mujeres desde nuestras publicaciones?



No es novedad el mal manejo que tenemos los medios de comunicación de las imágenes de las mujeres, la promoción de estereotipos, la cosificación del cuerpo de las mujeres y la sobreexposición de las víctimas.


Esto lo hacen los medios por vender, por mala leche, porque “ella (la víctima) se lo buscó” y muchas otras que tratan de usar las y los editores y la gente en las directivas de los medios, incluso las y los reporteros que cubren la nota diaria, así como las y los fotoperiodistas.


Hay una máxima en derecho que dice, “el desconocimiento de la ley no te exime de su cumplimiento”, pues si, pero tampoco se aplican sanciones (aunque estén contempladas en la ley) que nos recuerden a los medios que formamos parte de una sociedad y tenemos una responsabilidad.


Esta semana una mujer, viva, afortunadamente, fue encontrada en un fraccionamiento de la capital, la escena era grotesca, pues se encontraba semidesnuda y semi consiente, por la forma en que se encontraba era fácil suponer que fue víctima de violencia sexual.


Un medio, al que sólo puede encontrar en Facebook, llamado “Prensa Veracruzana” mostró la foto de la jóven, sin ningún cuidado, exponiéndola y publicitado su imagen en un momento crítico de su vida.


De inmediato los comentarios brotaron por decenas, muchos de estos responsabilizándola a ella, sin tener conocimiento de los hechos, de estar ahí, en esa posición, pero además usando la imagen de la mujer para hacer mofa de ella, de otras y de la violencia que hay en la entidad.


En el capítulo 2 de la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en su artículo 38, fracción VIII, dice que el programa para prevenir, sancionar, atender y erradicar la violencia contra las mujeres tiene la obligación de: Vigilar que los medios de comunicación no fomenten la violencia contra las mujeres y que favorezcan la erradicación de todos los tipos de violencia, para fortalecer el respeto a los derechos humanos y la dignidad de las mujeres.


Sin embargo, no es la única referencia. En el capítulo 3, de la distribución de competencias en materia de prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres, se establece como tarea de la Federación, en el artículo 41, fracción XVIII: Vigilar que los medios de comunicación no promuevan imágenes estereotipadas de mujeres y hombres, y eliminen patrones de conducta generadores de violencia.


Pero además esta ley de avanzada también dice en su artículo 42, que la Secretaría de Gobernación tiene la responsabilidad de: (fracción VIII) Vigilar y promover directrices para que los medios de comunicación favorezcan la erradicación de todos los tipos de violencia y se fortalezca la dignidad y el respeto hacia las mujeres; y en la fracción XI. Sancionar conforme a la ley a los medios de comunicación que no cumplan con lo estipulado en la fracción anterior.


Es decir, los medios “no nos mandamos solos” como nos decía mamá, pues hay una ley que rige nuestras conductas en cuanto al tratamiento a la violencia de género, que no significa para nada que haya una censura o un intento por callar lo que está ocurriendo, pero si que nos obliga a tener una responsabilidad con la sociedad a la que nos debemos y que nos exige frenar desde nuestras páginas la violencia hacia las mujeres, dando un primer paso, que es no exponernos a la publicidad y al escarnio, así como tampoco hacer apología de la violencia mostrando qué se puede hacer con los cuerpos de las mujeres.


También la Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, para el Estado de Veracruz, en su artículo 7, fracción III, contempla que violencia sexual es: Acto que degrada o daña el cuerpo y/o la sexualidad de la víctima, que atenta contra su libertad, dignidad e integridad, como una expresión de abuso de poder que implica la supremacía sobre la mujer, al denigrarla o concebirla como objeto; se considera como tal, la discriminación o imposición vocacional, la regulación de la fecundidad o la inseminación artificial no consentidas, la prostitución forzada, la pornografía infantil, la trata de niñas y mujeres, la esclavitud sexual, el acceso carnal violento, las expresiones lascivas, el hostigamiento sexual, la violación, los tocamientos libidinosos sin consentimiento o la degradación de las mujeres en los medios de comunicación como objeto sexual;


En el capítulo 2 de nuestra legislación local también tenemos un Programa para Prevenir, Sancionar y Erradicar la violencia contra las mujeres, en donde en el artículo 17, fracción VIII también se contempla: Promover que los medios de comunicación eviten fomentar la violencia contra las mujeres y que favorezcan la erradicación de todos los tipos de violencia, para fortalecer el respeto a los derechos humanos y la dignidad de las mujeres y de las niñas;


En el título cuarto, denominado De la Distribución de Competencias en materia de Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, en su capítulo primero, se define la competencia estatal dentro del artículo 19, donde se dan facultades y obligaciones al Gobierno del Estado.


De esas facultades se deriva en la fracción XIX una muy específica que dice: Instar a los medios de comunicación para que no promuevan imágenes sexistas estereotipadas de mujeres y hombres para superar patrones de conducta generadores de violencia; al mismo tiempo, promover la adopción de códigos de ética por parte de los medios de comunicación, tendientes a erradicar la violencia de género contra las mujeres y las niñas y la promoción de sus Derechos Humanos;


Yo quisiera saber, dónde esta el llamado a los medios a tener una revisión y una autocrítica en sus contenidos, no veo aún que desde el Programa o desde alguna autoridad se haga este llamamiento, que debe ser de observancia general, incluyendo por supuesto a los medios de comunicación.


Hace algunos meses la Secretaría de Gobernación sancionó la publicación de un video musical que hacía apología de la violencia, mostrando un feminicidio y la manera de “deshacerse” de un cuerpo, como si fuera una cuestión válida, sin embargo el caso terminó en una multa pagada que liberó sin reeducar ni presionar para que este tipo de cuestiones sigan repitiéndose.


No es suficiente, no hay repuesta, ni siquiera a los esfuerzos de capacitación y sensibilización, pues los medios terminan enviando a sus plantillas reporteriles, pero aún de estas van quienes quieren y difícilmente la aplican, pues sus directivos y en las jefaturas les siguen exigiendo contenidos morbosos y agresivos porque siguen con la postura de “la sangre vende”.


Los medios debemos empezar a tomarnos más en serio la responsabilidad que tenemos ante la sociedad y ser uno de los primeros filtros para frenar la violencia hacia las mujeres y las niñas, cumpliendo las especificaciones mínimas que marca la legislación.


Las autoridades deben asumir su papel y dejar de temer a las críticas para poner un alto a las prácticas discriminatorias y agresivas en contra de las mujeres, para que podamos realmente generar una convivencia pacífica y segura para la población femenina.

Entradas
AVC Noticias 2013 - Contacto redaccionavc@hotmail.comDiseño Amarillo Estudio • Programación Firewall Soluciones