Siguenos
Sábado 25 de noviembre de 2017
Virus Coxsackie, una llamada de alerta a la población

Actualizado: 2017-07-07
Virus Coxsackie, una llamada de alerta a la población

Por Q.F.B Irving Rodríguez Marín

Estimados lectores, espero que esta información sea de mucha ayuda para ustedes y que, de esta manera aprendamos frecuentemente a informarnos sobre temas relacionados a enfermedades emergentes, las cuales pueden ser prevenidas si se nos informan adecuadamente las medidas de seguridad y generalidades de las mismas, para así evitar la desinformación y no ocasionar pánico a la comunidad.

Hace algunos días he estado pendiente sobre la información de nuevos brotes del virus Coxsackie, los cuales al momento se han ido incrementando en los infantes, siendo afectados los estados de Tlaxcala, Oaxaca, Hidalgo, Estado de México, Querétaro, Zacatecas y Tamaulipas, a la fecha en el país suman 369 casos ocasionados por este virus, pero ¿Estamos prevenidos para afrontar un posible brote en Veracruz? ¿Sabemos como actuar ante sus síntomas?

Bien, el nombre de este virus debe su nombre a la población donde fue identificado por primera vez (Coxsackie, Nueva York), y está presente en el tubo digestivo de los seres humanos.

Puede contagiarse de una persona a otra a través de manos y superficies sucias contaminadas con heces, donde este virus puede vivir por días. En climas tropicales este tipo de infecciones se pueden producir todo el año, pero en zonas con clima más fríos, los casos ocasionados por virus Coxsackie ocurren a menudo entre verano y otoño, afectando regularmente a menores de entre 2-6 años.

El virus Coxsackie, en la mitad de niños infectados no produce síntomas, algunos niños presentan fiebre repentina entre 38.3 y 40°C, acompañada de dolores de cabeza y dolores musculares, algunos infantes manifiestan leve dolor de garganta, malestar abdominal o náuseas.

El virus Coxsackie puede provocar en el organismo distintos cuadros de síntomas los cuales a continuación se detallan:

Enfermedad de mano-pie-boca: Síndrome causado por el virus Coxsackie el cual es característico por la aparición de ampollas rojas y dolorosas en garganta, encías, cara interna de mejillas, de igual manera en palmas de las manos y plantas de los pies.

Herpangina: Infección de garganta causada por el virus, la cual se manifiesta por úlceras y ampollas rodeadas de un anillo rojo en las amígdalas y el velo del paladar (el cual es el lóbulo carnoso que cuelga de la parte posterior del paladar, comúnmente llamado "campanilla").

Pleurodinia: Síntoma que provoca espasmos dolorosos en los músculos del pecho y en la parte superior del abdomen, los niños que manifiestan pleurodinia pueden tener dolor en testículos.

En situaciones especiales y que no son comunes el virus Coxsackie puede provocar meningitis (la cual es una infección de las meninges, son tres membranas que recubren al cerebro y medula espinal), raramente produce encefalitis (infección del cerebro) y en ocasiones pudiese ocasionar miocarditis (infección del músculo cardiaco).

El virus Coxsackie es muy contagioso y como anteriormente se mencionó se propaga a través del contacto de manos y superficies sucias contaminadas con heces, también se puede contagiar por saliva al toser y también por estornudar, este virus tiende a propagarse de manera rápida y la etapa mas contagiosa es durante la primera semana de enfermedad. La duración de la infección del virus Coxsackie varía, regularmente los síntomas suelen durar de 3 a 6 días.

Los médicos diagnostican estas infecciones causadas por el virus Coxsackie haciendo una exploración general a los pacientes tratando de identificar los síntomas característicos (que ya se mencionaron anteriormente) como erupciones o ampollas.

Dependiendo del tipo de infección, el médico recetará medicamentos para atenuar los síntomas como son: Dolor, inflamación y fiebre, pues debemos tener en cuenta y cuidado que sólo los antibióticos deben ser empleados única y exclusivamente para infecciones causadas por bacterias.

No hay ninguna vacuna para prevenir la infección del virus Coxsackie, pero la mejor medida preventiva es lavarse las manos, sobre todo después de ir al baño, después de cambiar pañales, antes de comer y antes de preparar alimentos.

Es importante tener en cuenta que debemos limpiar con desinfectante los juguetes de los niños, sobre todo si son compartidos (como sucede en guarderías y jardines de niños) ya que este virus puede sobrevivir en estos objetos durante varios días.

Si su niño o niña presenta algún síntoma, evite llevarlo a la escuela y recuerde siempre consultar a su médico, evite la automedicación y sobre todo, comparta esta información para prevenir posibles brotes ocasionados por este virus.


Entradas
AVC Noticias 2013 - Contacto redaccionavc@hotmail.comDiseño Amarillo Estudio • Programación Firewall Soluciones