Siguenos
Martes 27 de junio de 2017
La denuncia y ¿la justicia? a un twit de distancia.

Actualizado: 2017-04-06
La Fiesta del Té



La denuncia y ¿la justicia? a un twit de distancia.



La nueva forma de convivencia es digital, nos saludamos con un emoticón, nos contamos chistes a través de gif, nos conocemos en redes, platicamos por Telegram o WhatsApp y exigimos justicia a través de facebook y twitter.


Países enteros, como Venezuela, se informan de la situación que se vive por la crisis económica, el desabasto de alimentos, las protestas y la violencia, a través de Instagram, twitter, facebook, pues los medios tradicionales como los medios impresos, la radio y la televisión no informan.


Así es como vivimos ahora, a través de las redes.


No debe ser extraño que además, mostremos nuestro descontento y generemos impacto en las autoridades a través de las críticas que tecleamos, pero la pregunta es: las acciones derivadas de esa presión, ¿son las que esperábamos? o ¿tienen verdaderamente la calidad jurídica, social, económica que se requieren para resolver una situación crítica?


La indignación se apoderó de internautas en días pasados, dos jueces federales, ambos asentados en Veracruz, fallaron a favor de violadores, otorgándoles amparos para recibir la libertad pues en uno de los casos el agresor no sintió placer sexual al introducir un dedo en la vagina de su víctima, y en el otro, no se logró acreditar la resistencia de la víctima, pues ella se encontraba alcoholizada, aunque el video fue distribuido en páginas pornográficas.


Entonces la indignación comenzó, en redes sociales todo el mundo promovió hasta la agresión directa contra los Jueces y sus familias, amenazando de muerte y hasta con la violación de las hijas menores de edad de uno de ellos.


Esa presión social, a través de las redes, de parte de miles de usuarios de twitter y Facebook obligó al Consejo de la Judicatura Federal a suspender a uno de los jueces, pero no ha anulado el fallo, por lo que el acusado de violación continuaba con la posibilidad de salir libre si la víctima o la Fiscalía General del Estado no se inconformaban.


Con esa medida el Poder Judicial Federal salió al paso de la oleada de críticas que le acusaban de misoginia y revictimización en contra de una víctima de violación, cuyo caso no se había atendido con la debida perspectiva de género.


El otro caso fue diferente.


A una semana y días de haberse dado a conocer la situación y el amparo a favor del agresor, cuya cara y sonrisa quedaron grabadas en un video donde se aprecia lo que le hizo a su víctima, la Fiscalía General del Estado, también a consecuencia de la presión, no mediática, sino de redes sociales, emitió un comunicado en el que informó que ya había presentado un recurso contra el amparo dictado por el Juez.


Por ello el proceso para liberar al agresor quedó detenido de manera temporal, hasta que se estudie el documento enviado por la Fiscalía General del Estado.


Pero, ¿por qué hablo de calidad jurídica o social?


Es muy simple, las instituciones actuaron a consecuencia de la presión de la sociedad a través de las redes, pero se quedan muchos hilos colgando aún en esas actuaciones que tuvieron durante los últimos días.


En el primer caso, el Consejo de la Judicatura suspendió al Juez para llevar a cabo una investigación en su actuar, que tampoco garantiza que se haga o que sea determinante para conocer de manera cualitativa su actuar y los fallos que ha emitido.


En el segundo, tras la presión, la Fiscalía General del Estado, una semana y días después da a conocer que presentaron un recurso en contra del amparo que liberaría al agresor, pero ¿qué garantías existen de que ese fallo será verdaderamente basado en los derechos de la víctima, realizado con perspectiva de género o que verdaderamente se atiendan los principios que se estiman en los tratados internacionales que no sólo firmamos, sino que ratificamos como país?


Es por ello que escribo estas lineas para cuestionar la manera en la que las redes sociales hacen este tipo de “¿justicia?” porque además es una cuestión que resulta voluble, pues en cualquier momento puede surgir otro escándalo que desvíe esa atención del problema de la falta de visión de género de los juzgadores y dejen nuevamente solas a las víctimas y las familias que las han acompañado.


Aquí tod@s estamos loc@s…


@brisaencontacto columnalafiestadelte@gmail.com

Entradas
AVC Noticias 2013 - Contacto redaccionavc@hotmail.comDiseño Amarillo Estudio • Programación Firewall Soluciones