A Samara le arrebataron el sueño de viajar por el mundo

Por: Perla Sandoval/ Xalapa
Fotografía: AVC / Noticias


2021-01-09
A Samara Aurora Arroyo Lemarroy le gustaba viajar, era amante del café, del cuidado de la salud, pero también de unos buenos tacos; su vida estuvo marcada por el amor de su familia y sus amigos, y el deseo de ayudar a las personas.


Xalapa, Ver. (AVC/Perla Sandoval) A Samara Aurora Arroyo Lemarroy le gustaba viajar, era amante del café, del cuidado de la salud, pero también de unos buenos tacos; su vida estuvo marcada por el amor de su familia y sus amigos, y el deseo de ayudar a las personas.

Su asesinato y el hallazgo de su cadáver enterrado en el terreno de la casa de su instructor de gimnasio William “N” en Actopan, convirtió el anhelo de la familia de encontrarla con vida en una exigencia para castigar al responsable de quien le arrebató la vida y los sueños a la joven de 28 años de edad.

VELÓ POR LA ALIMENTACIÓN DE PACIENTES COVID-19

Nutrióloga de profesión y desde febrero de 2020 presidenta del Club Rotaract Kairós Xalapa, es recordada como alguien que siempre tuvo el deseo por ayudar; Mario Domínguez, miembro del Club contó que como nutrióloga en la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE-14) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) siempre veló porque ningún paciente se quedara sin comida.

Sus últimos días, Samara los dedicó a elaborar las dietas para pacientes en el área covid-19, y durante los meses previos constantemente publicaba artículos de interés médico y llamaba a la población a seguir las medidas de prevención para evitar el contagio.

“No se le desea esto a nadie y menos cuando son personas excelentes y en este caso Samara es una persona excelente. Me gustaría compartirles que ella siempre está pendiente de sus pacientes, de que ningún paciente se quede sin comida, ella es la que hace las dietas para los enfermos, estaba atendiendo las dietas de los pacientes con Covid”, añadió.

Sus amigos recuerdan su sonrisa y las ganas de apoyar a quienes más lo necesitaban, a personas en condición de vulnerabilidad por lo cual formaba parte del Club Rotaract que entre sus actividades más recientes está la venta de galletas para comprar teléfonos celulares para estudiantes sin herramientas para atender las clases virtuales, así como la entrega de electrolitos a hospitales como el Centro de Alta Especialidad “Doctor Rafael Lucio”.

“La recordaré siempre con su sonrisa y sus ganas de ayudar a los demás porqué era una persona de gran corazón. Sé que no existen palabras que puedan aliviar el dolor que ahora sienten sobre todo sus más allegados y sus padres pero deseo de todo corazón que encuentren consuelo, fuerza, fortaleza y mucha resiliencia. Ahora Sam es una estrella más y cada que miremos al cielo ahí estará. Q.E.P.D. 🤍”, escribió Alejandra Montero, una de sus conocidas.


Leer también| Samara fue asesinada por su instructor de gimnasio, quien enterró el cuerpo en su casa


SAMARA SOÑABA CON VIAJAR

Su desaparición ocurrió apenas cuatro días antes de que Sam, como la llamaban sus amigos, cumpliera 29 años de edad; entre sus sueños estaba conocer el mundo a través de sus viajes.

Pudo viajar a Bruselas, Venecia y Praga dejaron en ella el deseo por seguir conociendo el mundo, personas de todas las regiones, incluso alguna vez respondió que si pudiera mudarse a cualquier lugar lo haría a Italia.

Su crimen ocurrió en la estación del año que más le gustaba: el invierno. La Fiscalía General de Veracruz encontró su cadáver a través de un cateo a la casa de William “N”, que días antes fue exhibido en un video mientras metía un bulto envuelto en sábanas blancas en la camioneta de Samara. Ella ya no pudo volver con su familia para pasar la Navidad junto a ellos.

Los integrantes de la Federación Nacional de Colegios y Asociaciones de Nutriólogos en México se dijeron consternados por le hallazgo sin vida de la joven y exigieron que se aplique un castigo al responsable.

“Samara no logró regresar a casa sana y salva, esperamos que nuestras autoridades realicen su trabajo de una manera competente y logren hacer pagar a los responsables. Le arrebataron la vida a un ser humano lleno de sueños, a una profesionista preocupada por su sociedad”, señalaron en un comunicado.

COLECCIONABA PINES

Sam era conocida por su buen humor y el gusto por quedarse en casa viendo alguna serie o película; para ella poder disfrutar de un día en tranquilidad era la idea de una jornada perfecta, su día favorito era el sábado.

La nutrióloga también era aficionada a coleccionar pines de todo tipo; le gustaba el diseño el interiores y consideraba que su profesión ayudaba a que la gente se diera cuenta de la importancia de cuidar su alimentación, para evitar tener tanta población de riego en el país.

En 2019, durante su cumpleaños número 28 Sam fue sorprendida por sus compañeros de trabajo con tres pasteles; algunos mensajes de ellos mostraron el cariño que le profesaban.

“Es que res un amor de persona y se te aprecia mucho”, escribió una de ella en las fotografías en que Sam aparecía junto a sus tres pasteles, que se comió a pesar de su colitis nerviosa.

Tras la noticia del hallazgo de su cadáver sus familiares agradecieron las innumerables muestras de apoyo y demandaron justicia ante su asesinato.

“Queridos amigos, tengo que informales que el día de hoy se localizó a mi hermana, desafortunadamente sin vida. Gracias a todos porque en este camino difícil que hemos tenido que recorrer se han mostrado muchas manos amigas, que nos han brindado gran apoyo. Gracias a Dios por permitirnos disfrutar de la vida al lado de Samara (mi bebé) durante casi 29 años. La despedimos con mucho dolor pero sabemos que Dios la abraza y que ahora ella nos cuida desde cielo. Solo nos queda agradecer a todos los que nos ayudaron a buscarla. Y pedir que se haga justicia por ella”, escribió su hermana.

Incluso, algunos clubes rotarios de otros puntos del país se sumaron al llamado de justicia para este asesinato, como el de Tepic. “Con profunda tristeza compartimos que la búsqueda de Samara terminó pues su cuerpo fue localizado sin vida. Duele porque Samara era socia del Rotaract Kairós Xalapa una mujer servicial, que procuraba el bien a sus semejantes y su comunidad. Nutrióloga de profesión y con un montón de sueños e ilusiones por delante.

“Duele porque las autoridades la revictimizaron, filtraron información personal irrelevante a la búsqueda y como en muchas otras ocasiones, intentaron desvirtuar su desaparición. Duele porque su agresor era alguien cercano, que tuvo el tiempo suficiente para ganarse su confianza y creerse con la fuerza necesaria para coartar sus sueños y esperanzas. A sus amigas, amigos, comunidad rotaria y sociedad en general les agradecemos por sus incansables esfuerzos para la búsqueda y fiel convicción de quién era Sam. Sam descansa en paz, que nosotras velaremos para que se haga justicia”, señalaron en un mensaje.