CFE quiere cobrarle 400 mil pesos de luz a madre soltera y con 4 hijos

Por: AVC/Noticias  
Fotografía: AVC / Noticias


2020-09-26
María Fabiola Cortina, de 52 años de edad, mantiene un adeudo de 400 mil pesos con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) desde hace un año, cuando dejó de pagar los recibos bimestrales de hasta 6 mil pesos y la compañía le retiró el medidor.



Xalapa, Ver. (AVC/Perla Sandoval) María Fabiola Cortina, de 52 años de edad, mantiene un adeudo de 400 mil pesos con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) desde hace un año, cuando dejó de pagar los recibos bimestrales de hasta 6 mil pesos y la compañía le retiró el medidor.

A partir de entonces su deuda se disparó y le dejaron de llegar los recibos; sin embargo, empleados de la Comisión llegaron hace dos días a su casa en el rancho El Remolino de Jalcomulco, para cortarle el servicio bajo el argumento de que el monto de la deuda se calculó con base en el uso de energía de tres climas y un refrigerador que solo prende cada 20 días cuando acude a lo que considera es su casa de descanso.

Como ella, más de 90 mil ciudadanos en el centro, norte y sur de Veracruz se unieron a la resistencia de “La leyenda de Chucho el Roto”, encabezada por Francisco Fernández El Potro, así como a La Resistencia en el sur del estado, para suspender sus pagos a la CFE.

EN JALCOMULCO LA CFE TOMA REPRESALIAS

Con temperaturas superiores a los 30 grados, por más de 48 horas en Jalcomulco al menos 15 familias sufrieron porque tras los cortes de luz se echaron a perder sus alimentos, algunos de sus aparatos eléctricos se descompusieron y no podían ni prender un ventilador, mucho menos un clima.

La mujer que es el sostén de sus cuatro hijos estudiantes y su madre, narra que a partir del corte de luz del pasado lunes decidieron manifestarse tomando la carretera libre Xalapa-Veracruz a la altura de Cerro Gordo, pues la CFE no acató los acuerdos y toma represalias contra los deudores.

“Vinieron y se llevaron todo, cuchillas, todo lo que va desde la línea de alta tensión hacia a las casas. Nos vimos muy afectados porque no es indispensable la luz, llegaron muy groseros, por más que les habla uno no entienden; estuvimos dos días sin luz y se nos echó a perder la comida”.

La mesa de negociación logró la revisión de su caso, la Comisión admitió “condonar” el pago de una buena parte de la deuda si Fabiola se compromete a pagar 137 mil pesos; el 25 por ciento de esa cantidad; es decir, casi 35 mil pesos el próximo martes y el resto durante un año.

Aunque advierte que sí quiere pagar, reconoce que la crisis económica generada por la pandemia del covid-19 ha mermado sus ingresos; ya no pudo sostener un invernadero y ha tenido que ganarse la vida vendiendo madera, compra el trozo a mil pesos y ganan 100 pesos por metro.

“Si vendemos 20 metros son como 2 mil pesos pero no nos lo sacamos diario y ellos quieren que paguemos por todo el tiempo sin medidor 400 mil pesos, es algo injusto; llegamos a un arreglo en el que debo 137 mil pero todavía no firmamos, yo quiero que me den dos años de plazo, quieren que se pague luego y no tenemos dinero con estos tiempos de pandemia, tendríamos que empeñar el carro, uno va al día”.

CFE TIENE SIETE TARIFAS DOMÉSTICAS DISTINTAS: EL POTRO 

Actualmente, la Comisión Federal cuenta con siete tarifas domésticas que se aplican de acuerdo al uso y según la humedad y temperatura de cada región; sin embargo, quienes se mantienen en resistencia señalan que estas condiciones no han sido actualizadas desde 2007.

El líder del movimiento “La leyenda de Chucho el Roto”, Francisco Fernández El Potro, señaló que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) es la responsable de actualizar las temperaturas bajo las cuales se establecen las tarifas, pero con equipos obsoletos no se ha hecho el trabajo.

“Las temperaturas desde 2007 a la fecha han cambiado pero tenemos la misma tarifa; para que se den una idea mientras en Tabasco mil kilowatts-hora con tarifa 1F pagan 600 ó 700 pesos, en Veracruz se va arriba de 7 mil pesos, es una diferencia de 700 por ciento”.

Por ello, en la zona de Actopan la exigencia es que en los 23 municipios que se ubican en el radio de 60 kilómetros alrededor de la planta Nucleoeléctrica de Laguna Verde puedan tener una tarifa actualizada; los municipios incluyen a pobladores, Chiconquiaco, Landero y Coss, Acatlán, Miahuatlán, Naolinco, Alto Lucero, Úrsulo Galván, Vega de Alatorre, Tepetlán, Actopan, La Antigua, Manlio Fabio Altamirano, Veracruz, Paso de Ovejas, Puente Nacional, Tlatetela, Emiliano Zapata, Xalapa y Banderilla

Desde hace 20 años en esa zona se mantiene la lucha de 50 mil afiliados en la zona centro más 30 mil en la zona sur (Acayucan, Tatahuicapan, Cosoleacaque, Mecayapan) para lograr la reclasificación de las tarifas, cuya deuda asciende a menos de mil millones de pesos, una cifra mucho menor a los 11 mil millones de pesos condonados a usuarios de Tabasco.

“La tarifa que tenemos no es lo que nos corresponde, tenemos la planta cerca, con un riesgo enorme y no tenemos ningún beneficio más que una luz más cara, por eso les digo a los de CFE que espero que la justicia divina les llegue”.

MOZOMBOA EN PIE DE LUCHA

Don Juan López es habitante de Mozomboa, municipio de Actopan, se dedica al campo y tiene algunas vacas que diariamente le dan entre 40 y 50 litros de leche; sin embargo, esto significa una ingreso de 250 pesos diarios, por lo que el pago del servicio de luz eléctrica supone una pregunta vital: paga la luz o da de comer a su familia.

En este sitio son al menos mil familias adheridas al “La leyenda de Chucho el Roto” a quienes de manera bimestral le llegan recibos de entre 3 mil y 6 mil pesos, bajo el argumento de que su gasto de kilowatts-hora es alto, dadas la temperaturas que en primavera superan los 45 grados, pero teniendo la tarifa más alta, la 1B.

“Yo saco mi día, para comer pero no más y ¿Qué hace uno? Es imposible vivir sin luz porque la gente anda buscando cómo hacer, a veces no sirven ni los ventiladores; ahorita que pasó la canícula el ventilador no daba para más, algunos compran un clima pero no pagan la luz porque si pagan no comen. Además se joden los aparatos porque los apagones, hay transformadores muy viejos que ya no dan abasto, se les chinga un refri y cómo se hace, pues fiado porque no hay de otra”, narró Juan.

La actividad principal en esta zona es el corte de caña y mango, por eso actualmente esperan la zafra para tener ingresos, algunos ganan 180 pesos por jornal, por lo que pagar un recibo de luz les implicaría destinar lo ganado durante mes, sin contar sus necesidades de alimentación, vestido y salud. Este miércoles trabajadores de la CFE acudieron para cortar el suministro, pero los pobladores se negaron.

“Hay gente que a raíz de todo esto dice ‘mejor me mato con ellos’, estamos dispuestos a llegar a lo último, no tiene caso hacer otra cosa. Ya le dijimos a la gente ‘vámonos a la guerra total otra vez’ y no pagamos nada, por eso vienen a cortarla (...) yo a estas alturas no sé cuánto es el adeudo que tengo, no lo sé porque no recojo ni el recibo porque estoy en resistencia”.

PREVÉN AMPAROS EN CASCADA

En el sur del estado La Resistencia de Las Choapas está por cumplir el próximo 8 de octubre 13 años de lucha contra las tarifas excesivas de la CFE; ya que aquí a diferencia de lo que sucede en municipios cercanos como Acayucan y Coatzacoalcos, la tarifa que tienen es la más cara, la 1B.

El líder de La Resistencia en Las Choapas, Francisco Jiménez Alejandro, señaló que eso ha provocado que tan solo en ese municipio casi la mitad de los 21 mil usuarios; es decir 11 mil usuarios de CFE no paguen la luz desde hace varios años, con una deuda actual de 60 millones de pesos.

“Nos castigaron porque somos veracruzanos de segunda, porque se les dio la gana; Coatzacoalcos, Minatitlán y Acayucan tienen tarifa más baja; con 800 kilowatts el bimestre te mandan como alto consumo y con los calores que tenemos por el clima, el refri y un ventilador consumes más que eso y el recibo llega de más de 5 mil pesos. ¿Qué familia puede pagarlo?“, cuestionó.

Es por ello que tras haberse ganado los primeros amparos en el país por parte de usuarios de la CFE que argumentaron que el corte del servicio representa una violación al derecho a la salud y la vivienda, prevén que haya amparos “en cascada”.

Los amparos ganados son en el caso de una adulta mayor que requiere oxígeno para vivir, pero no tiene capacidad económica para pagar la luz, por lo cual se solicitó un amparo con fundamento en el derecho a la salud; el otro es el caso de una anciano que depende de la venta de su tienda y al cortar el suministro de energía el juez determinó que la CFE violentó su derecho al trabajo.