En el día, Christian es maestro y por la noche en el teatro es Drag Chipstick

Por: Verónica Huerta AVC Noticias
Fotografía: Cuervo /AVC Noticias


2020-09-20
El diseño y creación de Drag “Chipstick” comenzó en la niñez de Christian.Entonces reconoció su gusto por el maquillaje, la bisutería, los brillos, las telas, los tacones * Drag Queen “Chipstick” es un personaje que aparece en escena de teatro busrlesque y el maestro en Teatro lo creo y no teme mostrarlo.


Xalapa, Ver.-(AVC/Verónica Huerta) El diseño y creación de Drag “Chipstick” comenzó en la niñez de Christian. Entonces reconoció el gusto por el maquillaje, la bisutería, los brillos, las telas, los tacones, y tras estudiar la licenciatura en Teatro junto a su compañero Miguel Pavón tuvo la actitud y valentía de mostrar al público a una mujer bella, fashion, delicada, fina, empoderada, cómica, y divertida.


Drag Queen “Chipstick” es un personaje que aparece en escena de teatro busrlesque y de revista que tiene como objetivo reflejar la femineidad y belleza de la mujer.


Christian Hermida, licenciado en Teatro y Educación Artística, dice que por un tiempo su personaje de Drag Queen “Chipstick”, o “Fantasía de color”, estuvo en secreto, hasta que sus amigos y amigas le animaron a mostrarse tal cual es.


“No tengo dos vidas, no oculto nada, tengo muchos años de haber salido del closet. Chipstick me ha dejado satisfacciones, lo hago porque me gusta su transformación”, dice Christian.


La creación de Drag Queen “Chipstick”, nació en su infancia, en su imaginación: “Aprendí trucos de maquillaje en la universidad, después estudié un diplomado en México, para perfeccionar el maquillaje, delinear el rostro, eso me ayudó a construir a Chipstick”, cuenta.


El nombre de Chipstick nace de la conjunción de su nombre “Christian” y labial en inglés “Lipstick”, además de que mientras estudiaban la licenciatura en Teatro en la UV, su compañero Miguel Pavón, le puso el mote de “Chisti” por chistoso.


Christian, explica que a veces invierte más dinero en su personaje, que los salarios que pagan en el teatro, sin embargo, lo hace porque disfruta mostrar el arte y la belleza “limpia” de Chipstick.


“No siempre nos va mal a las drags Queens, porque cuando me visto con el personaje de La Muerte, si pagan mejor, y aunque a veces paguen mal, nos da satisfacción a todos, porque pago vestuario, maquillaje y es dar trabajo, es ayudarnos todos con el arte”.


Reconoció que hace años los integrantes de su familia y sus compañeros de trabajo en la escuela donde labora, no conocían a Chipstick, hasta que se animó a decirles, que detrás del personaje estaba Christian.


“En la mañana soy maestro y en la noche soy Chipstick, y dije: Al carajo, a darle, esto es arte, esto es un personaje, y me sentí muy bien decir que soy Chipstick. Aunque si me sentí vulnerable por los feminicidios, los ataques sexuales, la homofobia, porque aun cuando el mundo ha cambiado, falta mucho por trabajar en el respeto”, narra.


Mostrar a Chipstick ante el público y sus conocidos, fue también para decirles: “Aquí estoy, soy un ser humano, no pasa nada, siento, amo, es una representación, una transformación. Mostrarme, me hizo más fuerte. En mi trabajo, saben que hago el personaje Chipstick, y saben que es arte”.
Vestir, calzar, maquillar y ponerle bisutería a Chipstick cuesta alrededor de cuatro mil pesos porque el vestuario es del diseñador Miguel Pavón, y son únicos, nadie más los tiene.


“Siempre me incline más por el gusto femenino que masculino y cuando hice teatro se me dio la oportunidad de hacer drag queen, es un personaje que a la gente le gustó mucho, se invierte demasiado dinero y tiempo, hay que aprender a maquillarse, comprar pelucas”, señala. 



Miguel Pavón diseña el vestuario para Chipstick


Por su parte, Miguel Pavón egresado de la licenciatura de Artes Plásticas en la UV, detalla que mientras estudiaba se percató de su gusto por crear diseños, de hacer vestidos que reúnan conceptos y tengan armonía con los personajes que interpretan los artistas, así que empezó a fusionar telas. Miguel Pavón es el creador de bolsas con la marca que lleva su nombre, y que las vende a través de redes sociales.


Pero, es su amistad y afinidad con Christian Hermida, lo que empuja a Miguel Pavón a ser parte de la producción del Drag Queen “Chipstick”.
“Nos conocimos en la escuela, ahí nos hacíamos vestuarios, nos disfrazábamos, yo no hago Drag Queen, pero me encanta estar en la producción, en el staff, en vestir a los artistas que hacen teatro, de hecho Christian me presentó con los artistas de la obra ´Shemale´ y los visto, y de ahí para acá diseño”.

El fotógrafo Cuervo.81 prepara documental para empoderar a los Drag Queen y a las mujeres

El fotógrafo llamado “Cuervo.81” explica que la sesión de fotografías para “Chipstick” forma parte de un documental que tiene como objetivo mostrar a la sociedad: La fuerza, y la transformación que conlleva hacer una drag queen, pero sobretodo fomentar el respeto hacia las mujeres, y tolerancia hacia la comunidad Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transgénero (LGBT).


Cuervo, con edad de 25 años, estudió en psicología, y es originario de Coatzacoalcos.


Según cifras del reporte “Información sobre violencia contra las mujeres” del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, tan solo en el año 2019 hubo 11 denuncias por feminicidios- se mostró preocupado por los delitos contra las mujeres la población LGBT.


“Somos el país número 2 del mundo en homicidios contra homosexuales, en Veracruz hay 80 asesinatos contra esta población, y a nivel mundial, México a nivel mundial ocupa el octavo lugar en feminicidios. Esto hizo que yo me animara a hacer el documental” afirma Cuervo.


Explica que hacer fotografías de Drag Queen es mostrar la transformación de un hombre posiblemente llamado Juan, hasta convertirse en “una reina empoderada, fuerte que merece respeto, al igual que todos los demás”.


El fotógrafo agrega que “Todos tenemos una máscara, pero, para los hombres transformarse en Drag Queen los empodera, por eso platicó con ellos, les hago preguntas, quiero vivirlos, entenderlos, por eso les hago fotografías detrás de su personaje”.


Cuervo puntualiza que es necesario trabajar en las masculinidades desde la infancia, para que a temprana edad se enseñe a los niños que usar el cabello largo, ponerse vestido por curiosidad, maquillarse para hacer un personaje, o tener amigos homosexuales no los hará cambiar su sexualidad.


“Yo tengo el cabello largo, yo les tomo fotografías, me junto con los Drag Queen, y no me hace homosexual. Este trabajo es para ayudar a parar el feminicidio y la violencia de género, porque estamos en una sociedad machista” afirma. 


Finalmente , Cuervo comenta que el amor de su madre, y la violencia de la que ha sido víctima le ayudó a aprender y a crecer como ser humano y mejor ciudadano.


“Yo he sufrido acoso sexual por parte de un familiar, me pegó de niño, pero no por eso cambié mi mentalidad, sino al contrario, el amor y fortaleza de mi madre me ayudó a salir delante de la violencia intrafamiliar, a deconstruir poco a poco la actitud machista, mi madre me dijo estoy contigo en esto, y me enseñó a respetar al homosexual, a la lesbiana, a heterosexual, y aquí estoy creando un documental que voy a presentar”, contó.