Siguenos
lunes 22 de abril de 2024
   
Detección precoz del TEA posibilita atención terapéutica adecuada
marka.php
Detección precoz del TEA posibilita atención terapéutica adecuada Foto: AVC / Noticias
AVC/Noticias �.  
2024-04-02.- Estudios evidencian que señales del trastorno del espectro autista (TEA) pueden notarse desde el primer año de vida * Mayra Calderón Cortés, experta en educación especial, ofreció charla en sesión académica de la Clínica de Salud Reproductiva y Sexual de la UV.



José Luis Couttolenc Soto

Fotos: Omar Portilla Palacios

Xalapa, Ver.- En sesión académica de la Clínica Universitaria de Salud Reproductiva y Sexual (CUSRS) de la Universidad Veracruzana (UV), Mayra Calderón Cortés, experta en educación especial, destacó que la identificación y diagnóstico temprano del trastorno del espectro autista (TEA) es clave para el inicio de intervenciones terapéuticas adecuadas.

Informó que estudios realizados a la fecha evidencian que las señales de alarma del padecimiento pueden detectarse desde el primer año de vida.

De acuerdo a guías internacionales, dijo, la consulta pediátrica es el contexto idóneo para la observación de los primeros indicios, por lo que la sensibilización y formación específica de los profesionales de atención primaria en señales de TEA durante el primer año de vida es importante, porque permite identificar a los niños en riesgo y eso facilitará su derivación a los centros de atención temprana para una atención precoz.

Reportes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) refieren que uno de cada 160 niños en el mundo presenta condición de autismo, mientras que el Centro para la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos reporta uno de cada 36 niños con el padecimiento, y en México la organización Autism Speaks y la Clínica Mexicana de Autismo identificaron a uno de cada 115 niños con autismo.

En cuanto al estado de Veracruz, Calderón Cortés dijo que no se dispone de una estadística formal, pero se considera que por ser el tercer estado más grande del país se tienen alrededor de 20 mil casos.

La experta en educación especial presentó las diferentes etapas que el autismo ha tenido a través del tiempo; mencionó que en 1911 Eugen Bleuler usó el término desde la esquizofrenia infantil y aislamiento; en 1940 Leo Kanner lo relacionó con niños ensimismados, con problemas sociales y conductuales; en 1992 la CIE-10 (Clasificación Internacional de Enfermedades) posicionó el autismo como un trastorno generalizado del desarrollo; para 2013 se incluye el TEA como trastorno del neurodesarrollo, creándose los niveles de apoyo; en 2018 la CIE-11 lo concibe dentro de los trastornos del neurodesarrollo y comportamiento.

El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM.V, define el TEA como la dificultad persistente en el desarrollo del proceso de: socialización, interacción social y comunicación social; un patrón restringido de conductas e intereses, dentro de lo cual se incluyen restricciones sensoriales.

Mientras tanto, el CIE-11 define el autismo como un trastorno caracterizado por el déficit persistente en la habilidad para iniciar y sostener relaciones de interacción social y de comunicación recíproca, y por una diversidad de patrones de comportamiento e intereses restrictivos, repetitivos e inflexibles.

Como primeras manifestaciones se observa ausencia de sonrisa social, falta de contacto visual, déficit en atención conjunta, agudeza auditiva, alteraciones sensoriales, trastornos del sueño, juego repetitivo restringido, crisis repentinas, ausencia de señalamiento y seguimiento visual.

En cuanto a señales de alarma, se debe estar atento a: procesamiento sensorial, mirada y reacción al entorno (a partir de los dos meses) con manifestaciones clínicas como hipersensibilidad a los estímulos, mirada fija y poco modulada, ausencia de contacto ocular o un contacto pobre para iniciar la interacción social, llanto difícil de interpretar, rabietas sin motivo aparente e inquietud motriz.

Al continuar con su desarrollo, sonrisa social correspondida (a partir de los tres meses), mayor interés por los objetos que por las personas (a partir de los 4-5 meses), dificultades motoras (a partir de los cuatro meses), cualidad de la interacción.

Los síntomas del autismo se manifiestan en el periodo de desarrollo temprano; no obstante, pueden no revelarse totalmente hasta que las demandas sociales sobrepasen sus limitadas capacidades. Estos síntomas pueden encontrarse enmascarados por estrategias aprendidas en fases anteriores de la vida.

El diagnóstico de TEA se realiza con un equipo multidisciplinar especializado que incluye psicólogos, neuropediatras/psiquiatras y terapeutas, entre otros.

En la actualidad, la escala de cribado específico para TEA más validado es el de Modified chat o M-Chat-R/F (cuestionario) en los 18 y 30 meses de edad.

Comentarios
Iniciar Sesión
Busqueda Avanzada
 
 
+ Noticias
AVC Noticias 2013 - Contacto [email protected] Domicilio: Diego Leño 51 Despacho 401 Centro Xalapa, Veracruz
Tel- 012288 41 93 93
Diseño Amarillo Estudio • Programación Sinergia Digital