Siguenos
Miércoles 12 de agosto de 2020
   
Que se esclarezcan los hechos y se sancione a los responsables: Familiares
marka.php
Que se esclarezcan los hechos y se sancione a los responsables: Familiares Foto: Yahir Ceballos /AVC Noticias
Perla Sandoval/ Xalapa.  
2020-07-31.- A cinco años del multifeminicidio de Nadia Vera, Mile Virginia, Yesenia Quiroz y Alejandra Negrete, así como el homicidio de Rubén Espinosa Becerril, sus familiares exigieron a la Fiscalía General de la Ciudad de México que avance en las líneas de investigación.




Xalapa, Ver.- (AVC/Perla Sandoval) A cinco años del multifeminicidio de Nadia Vera, Mile Virginia, Yesenia Quiroz y Alejandra Negrete, así como el homicidio de Rubén Espinosa Becerril, sus familiares exigieron a la Fiscalía General de la Ciudad de México que avance en las líneas de investigación relacionadas con el fotoperiodismo de Rubén y el activismo de Nadia, así como una posible relación con una red de trata de personas.



Demandaron que los asesinatos ocurridos en el departamento 1909 de Luz Saviñón de la colonia Narvarte de la Ciudad de México, no queden impunes, que se dé a conocer el móvil así como los autores materiales e intelectuales de este crimen.



Además, que se inicie una investigación interna para determinar las responsabilidades para quienes durante la investigación filtraron fotografías, fragmentos de la carpeta y análisis clínicos de las víctimas que sirvieron para su revictimización y estigmatización y la de sus seres queridos.



Durante el “Memorial Narvarte” organizado por la organización Artículo 19, a cinco años del crimen ocurrido el 31 de julio de 2015, recodaron que enviaron una carta a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaun, así como a la Fiscal General de la Ciudad de México, para exigir avances en esta investigación y el cumplimiento de la recomendación 4/2017 de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México.



“El 6 marzo de 2019 la entonces procuradora, se comprometió a conducir la investigación incluyendo el periodismo de Rubén y el activismo de Nadia, pero a más de un año se tienen diligencias mínimas y avances nulos”, señaló Patricia Espinosa, hermana de Rubén Espinosa Becerril.



Señaló que el pasado 10 de junio, la Comisión de Derechos Humanos propuso que se habilitara un sitio para la memoria de las víctimas; sin embargo, señalaron que aunque agradecen la propuesta, lo que realmente necesitan es un avance en la investigación.



“No vemos que la Fiscalía General de Ciudad de México actual esté avanzando eficazmente para lograrlo; tenemos derecho a saber quién ordenó asesinar a nuestros queridos y porqué”.



Por ello demandaron establecer la verdad, aclarar cómo fueron los hechos, identificar a la totalidad de los autores materiales en intelectuales, esclarecer el móvil, cumplir con compromisos y avanzar en investigaciones relacionadas con las amenazas que recibieron a Rubén y Nadia; y que haya una reunión con las familias.



Patricia Espinosa aseguró que a cinco años del multihomicidio aún hay muchas preguntas que no han sido respondidas, algunas tan básicas como quién planeó el asesinato de cinco personas a plena luz en una colonia por demás conocida.



Si acaso son todos los autores materiales los que actualmente se encuentran detenidos por este delito, pues hay que recordar que existen tres detenidos, pero solo uno de ellos sentenciado, y todos han alegado que, en su momento, fueron torturados.



Hasta ahora el único condenado es Abraham Torres Tranquilino, un expolicía a quien un juez le impuso 315 años de prisión tras encontrarlo culpable de los delitos de feminicidio, homicidio calificado y robo agravado; los otros detenidos César Omar Martínez Zendejas y Daniel Pacheco, tienen juicios que están estancados.



Además, Patricia Espinosa cuestionó porqué se filtraron los análisis toxicológicos de sus seres queridos, porqué se descartó el fotoperiodismo de Rubén Espinosa como móvil de este crimen, a pesar de las amenazas que recibió durante el Gobierno del entonces gobernador Javier Duarte de Ochoa.



Preguntó por qué se desprestigió la imagen de las mujeres y se estigmatizó a una de las víctimas por su nacionalidad y por qué las autoridades señalaron que conocer el móvil “era una exquisitez.



“Si dejamos que algunas de nuestra inquietudes sean evadidas es probable que se repitan los actos como el que hace cinco año arrebató la vida a nuestras familias. Como sociedad exigiremos por ellos y por las miles de víctimas que se generen condiciones en las que no nos dé miedo salir, alzar la voz o estar en desacuerdo”.



Pidió que como sociedad se exija que se esclarezcan los hechos y los responsables sean sancionadas como correspondan y se manden mensajes a las autoridades en torno a que los actos como estos no tienen cabida en la sociedad.



Bailamos y reímos, la última vez que vimos a Rubén



Durante el memorial, Patricia Espinosa narró que la última vez que su familia vio con vida a Rubén platicaron, bailaron, rieron y que esa fue la última vez que vieron a su madre hacerlo.



“Seguimos recodando aquella última noche en que disfrutamos todos juntos, platicamos, bailamos, reímos tanto, aquel último paseo en donde disfrutamos todos, especialmente con su madre, esa fue la última vez que vimos a nuestra madre sonreír”.



Recordó que Rubén era una persona trabajadora, honesta, apasionada, consejera y crítico en sus opiniones; amante de su perro Cosmos, un fotógrafo autodidacta que compartía sus conocimientos.



“Rubén además de ser fotoperiodistas y ser asesinado fue un hermoso y gran ser humano, le fue arrancada brutalmente la vida a plena luz del día, en una colonia de prestigio en donde al parecer nadie escuchó nada, que no olvidemos el caso Narvarte, que esta familia como la de los demás tienen cinco años sin justicia”.



Mantas de apoyo



Este viernes, en puentes peatonales de Xalapa fueron colocadas mantas para exigir justicia por estos homicidios; en varios puntos como la avenida Lázaro Cárdenas, afuera del Palacio de Justicia del Estado de Veracruz, y otras en puentes de la avenida Xalapa, cerca de la Benemérita Escuela Normal Veracruzana (BENV) “Enrique C. Rebsamen”, fueron colocados mensajes.



“Caso Narvarte, fue el Estado”, “Gobierno de Duarte, asesino de la Narvarte, gobierno actual, cómplice por no actuar”, entre otras.



Me quedé sola, embarazada: Hija de Alejandra



Durante el memorial, Gabriela Mejía, hija de Alejandra Negrete, recordó a su madre como una mujer alegre y positiva, que todo el tiempo veía por su familia; amante de la música, de la cocina, de las flores.



“Todo el tiempo estuvo presente para nosotras, era fundamental para ella mantener a la familia unida, era un gran ser humano que brindaba apoyo a la gente a su alrededor, su bondad era infinita; súper aguerrida”.



Dijo que para ella su asesinato fue un golpe duro porque durante su embarazo su madre ya no estuvo con ella y cayó en una depresión de la que poco a poco pudo salir.



“Mi vida y la de mis hermanas ha sido difícil, cada una ha vivido su duelo de manera diferente, mis hermanas son más reservadas con lo que ha pasado, perdimos el pilar de la familia. Me quedé sola, estaba embarazada y nadie me apoyó me caí en depresión y con mucho trabajo he salido de ella gracias a mi hijo Alejandro. Cada día su ausencia duele como si hubiera sido ayer, me hace falta mi madre, que juegue con sus nietos, que me dé sus consejos y su amor”.



Por ello, exigió al estado hacer justicia, investigar a fondo para dar con los responsables, que hagan valer el derecho de acceso a la justicia y acceso a la verdad.



No sabemos si realmente enterré a mi hermana



Para la familia de Mile Virgina Martín el duelo fue diferente porque al ser originarios de Colombia, cuando recibieron el cuerpo de la joven no pudieron verlo por el avanzado estado de descomposición. Por ello, Angie Barbosa Martín, señaló que a cinco años del asesinato siguen en incertidumbre.



“Son cinco años de incertidumbre porque no sabemos si realmente enterré a mi hermana porque cuando nos llegó su cuerpo, por el estado que venía, no nos dejaron verla. No nos pudimos despedir”, narró.



Recordó a Mile como una mujer guerrera, que salió muy joven de su casa a buscar un futuro para poder ayudar a su familia.



“Esa siempre fue su motivación para irse a México. Era una mujer especial, muy buena hija, hermana, todos sus remanso tenemos hijos y ella siempre fue una gran ayuda para nosotros, sus sobrinos la aman y la respetan mucho”.



Dijo que la última vez que vio a su hermana con vida fue cuando asistió al funeral de su madre en Colombia, y que en las llamadas posteriores que se hicieron era claro que su muerte afectó a Mile profundamente.



“El día del entierro de nuestra madre fue el último día que la vi con vida; estaba devastada, confundida, le afectó mucho y los últimos días que hablé con ella tenía mucho dolor en su corazón por ello”.



Yesenia quería salir en televisión



Otra de las víctimas del multihomicidio fue Yesenia Quiroz Alfaro, la menor de tres hermanos que hoy junto con su madre Indira Alfaro sufren por su pérdida.



Su madre cuenta que desde niña tuvo un gusto por la moda, el maquillaje, los zapatos, que incluso tomaba prestados sus zapatos para lucirlos en sus pies pequeños, por eso su sueño fue salir en la televisión algún día, aunque no de esta manera.



“A partir de los 12 años decía que algún día iba a salir en la tv y salió pero no de la manera en que hubiéramos querido, le gustaba la moda, los zapatos, le gustaba maquillar por eso estudiaba diseño de imagen. Vivió feliz, soñaba con tener una moto rosa”.



Por eso desde su muerte, narra que han sido días muy difíciles porque ahora la nieta de Indira, una pequeña de nueve años tiene miedo de crecer por miedo que le pase lo que a su tía.



“Han sido muy difíciles para toda la familia, cuando a una madre le quitan a una hija es algo muy fuerte porque se queda partida en mil pedazos, el tiempo no sana las heridas: Mi nieta de 9 años dijo que no quería crecer porque no quería que le pasara lo que le pasó a su tía”.



Es así que viven en dolor e impotencia al ver que prevalece la impunidad y no hay justicia para este caso, porque si bien durante el Gobierno pasado se decía que tenía la buena voluntad de esclarecer el crimen no pasó nada y en cambio la Procuraduría solo se dedicó a obstaculizar y filtrar parte del expediente.



“Me queda muy corto lo que siempre manejó la procuraduría de que el móvil del asesinato es un robo (...) por eso el día que llegue la justicia, ese día tendremos paz”.



Nadia, la muchacha menuda



Con un poema, Mirta Luz Pérez Robledo, madre de Nadia Vera plasmó el dolor que siente por su partida, la definió como una muchacha menuda, una primera preciosa, curiosa, una “niña de azúcar”.



“Mi corazón es un cántaro roto, tú me mantienes resistencia (...) Venadita que duermes a la orilla del río, yo te sostengo ahora”.



Comentarios
Iniciar Sesión
Busqueda Avanzada
 
 
+ Noticias
AVC Noticias 2013 - Contacto [email protected] Domicilio: Diego Leño 51 Despacho 401 Centro Xalapa, Veracruz
Tel- 012288 41 93 93
Diseño Amarillo Estudio • Programación Firewall Soluciones