Siguenos
Miércoles 25 de mayo de 2022
¿A qué le tiras cuando sueñas, mexicano?

Actualizado: 2022-01-12
TIERRA DE BABEL

Jorge Arturo Rodríguez



¿A qué le tiras cuando sueñas, mexicano?



“En otra ocasión, Billy oyó a Rosewater decirle a un psiquiatra:

-Creo que van a tener que inventarse ustedes un montón de nuevas mentiras maravillosas o la gente no querrá seguir viviendo”. (Kurt Vonnegut, en Matadero cinco).



Aperitivo: “Entró con fuerza el alcalde de Xalapa, Ricardo Ahued. Ojalá así continúe. Ojalá no nos deje y, por el “juego político”, se lance por la candidatura al gobierno de Veracruz, lo cual también estaría bien. O quien sea lanzado y gane, sólo que no haga tantas promesas imposibles de lograr. Ya estamos cansados de seguir igual o peor”. (Palabras más, palabras menos, escuchadas en una conversación en la calle).



Sin duda que en este inicio de año nuevo 2022, no hubo nadie que no deseara o se desease lo mejor, prometiera o se prometiese, ¡bendiciones para todos!, y etc. Incluso diera rienda suelta a los buenos deseos, esperanzas y soñara con un futuro… Ya saben, “un futuro de amor y paz…”, lo cual no le veo futuro viendo la realidad que nos amenaza. Claro, hay que ser positivo y soñar despierto, estar despierto y cumplir nuestros sueños que, finalmente, son los de la mayoría… Espero.

El cineasta Billy Wilder escribió: “Tienes que tener un sueño para poder levantarte por la mañana”. Y Paul Valery dijo que la mejor forma de hacer tus sueños realidad es despertarse. Así que seguiré soñando despierto, atento a la abrumadora pendejez humana, porque soñar no cuesta nada, dicen, pero camarón que se duerme… O quizás, mejor, no por madrugar amanece más temprano. En fin, año nuevo, ¿vida nueva? Lo dudo. Y cuando desperté, el mismo desmadre, o peor, seguía ahí. Cuesta trabajo creerles a nuestras autoridades, pero da más tristeza y enojo darse cuenta que vamos de mal en peor y nos cruzamos de brazos, porque pareciera que el miedo nos ha paralizado y sobrevivimos con el temor (¿terror?) de que nos “abrace y nos dé un beso” la violencia, venga de donde venga. Ni hablar de que estamos como amordazados: ¡aguas si dices “pío”!

Dice Mark Twain que dentro de 20 años estarás más decepcionado por las cosas que no hiciste que por las que hiciste. Así­ que suelta amarras, navega lejos de puertos seguros, coge los vientos alisios. Explora. Sueña. Descubre. Porque, escribiera Sarah Ban Breathnach, “el mundo necesita soñadores y el mundo necesita hacedores. Pero, sobre todo, el mundo necesita soñadores que hacen”.

Hablando de sueños, recordemos –sólo por recordar, no se asusten-, el discurso de Martin Luther King “Tengo un sueño”. Aquí apunto solo un párrafo: “Tengo un sueño: que un día todo valle será alzado y toda colina y montaña será bajada, los lugares escarpados se harán llanos y los lugares tortuosos se enderezarán y la gloria del Señor se mostrará y toda la carne juntamente la verá.”

Y el consabido discurso (¿sueño?) de Luis Donaldo Colosio (pareciera que seguimos igual, sin brújula y esperanzados en la esperanza), del cual les comparto lo siguiente: “Yo veo un México con hambre y con sed de justicia. Un México de gente agraviada, de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley quienes deberían de servirla. De mujeres y hombres afligidos por abuso de las autoridades o por la arrogancia de las oficinas gubernamentales.

“Veo a ciudadanos angustiados por la falta de seguridad, ciudadanos que merecen mejores servicios y gobiernos que les cumplan. Ciudadanos que aún no tienen fincada en el futuro la derrota; son ciudadanos que tienen esperanza y que están dispuestos a sumar su esfuerzo para alcanzar el progreso.” ¿Algo les recuerda?

Ya andando por los sueños, que no en las nubes, “Yo sueño con serpientes/ con serpientes de mar…”, canta Silvio Rodríguez. O como dice Sigmund Freud que dijo Platón que los buenos son los que se contentan con soñar aquello que los malos hacen realidad. ¡Madres! ¿Será? En todo caso, Anatole France escribió que para lograr grandes cosas debemos no sólo actuar, sino también soñar; no sólo planear sino también creer.

No nos quedemos con:



“¿A qué le tiras cuando sueñas, mexicano?
¿A hacerte rico en loterías con un millón?
Mejor trabaja, ya levántate temprano
Con sueños de opio solo pierdes el camión

¿A qué le tiras cuando sueñas, mexicano?”



Los días y los temas



Lean nomás lo que expresó el Papa Francisco: “Hoy vemos una forma de egoísmo. Vemos que algunos no quieren tener hijos. A veces tienen uno, y ya, pero en cambio tienen perros y gatos que ocupan ese lugar”. Bueno, las mascotas a veces viven mejor que yo. El Papa agregó: “La negación de la paternidad y de la maternidad nos menoscaba, nos quita humanidad, la civilización se vuelve más vieja. Tener un hijo siempre es un riesgo, ya sea natural o adoptado. Pero más arriesgado es no tenerlo. Más arriesgado es negar la paternidad, negar la maternidad, ya sea real o espiritual”.

Ahí se las dejo de tarea: guau, guau… miau, miau…



De cinismo y anexas



Entran 2 chicos tarde al aula, y la maestra le dice a uno de ellos:
-Alumno, ¿por qué llegó tarde?
-Es que estaba soñando que viajaba por todas partes, conocí tantos países, y me desperté un poco tarde.
-¿Y usted, alumno?
-¡Yo fui al aeropuerto a recibirlo!



Ahí se ven.

Entradas
AVC Noticias 2013 - Contacto [email protected]Diseño Amarillo Estudio • Programación Firewall Soluciones