Siguenos
Martes 12 de diciembre de 2017
   
Mujeres con vih sufren discriminación y violencia obstétrica en hospitales
marka.php
Mujeres con vih sufren discriminación y violencia obstétrica en hospitales Foto: Yerania Rolón /AVC Noticias.
Brisa Gómez / AVC Noticias.  
2016-11-14.- En hospitales veracruzanos se discrimina y violenta verbalmente a las mujeres con vih. *Denuncia Grupo Multisectorial VIH que se les niegan las cesáreas y se maltrata a las pacientes embarazadas. *El personal médico que incurre en estas prácticas puede perder su licencia y ser inhabilitado.
Xalapa, Ver.- (AVC/Brisa Gómez) En Veracruz, la violencia obstétrica es una constante, sin embargo cuando las mujeres son además pacientes portadoras de vih la situación se agrava, pues sufren además de malos tratos y discriminación, agresiones por parte del personal médico que debiera garantizarles una atención de calidad y calidez, de acuerdo a sus necesidades.

Pese a que esta práctica es sancionada por las Normas Oficiales Mexicanas, la Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, la Ley para Enfrentar la Epidemia del VIH en Veracruz y el Código Penal Veracruzano, no se reportan sanciones contra quienes incurren en este tipo de acciones.

El Grupo Multisectorial VIH ha denunciado constantemente que esta práctica se da y es específicamente en el Hospital de Alta Especialidad de Veracruz (HAEV) donde se ejerce violencia obstétrica de manera constante contra mujeres embarazadas con vih, pues existe incluso personal médico que se niegan a practicar cesáreas (ordenada por normas internacionales y mexicanas para portadoras del virus) y maltratan verbal y psicológicamente a las pacientes.

Esto lo reportó el Grupo en voz de una de sus integrantes, Patricia Ponce, quien explicó que a pesar de haber denunciado este tipo de situaciones con los Secretarios de Salud que han pasado por la administración estatal, no hay solución, pues uno de los médicos que ejerce esta violencia se encuentra amparado en el amiguismo que tiene y se siente impune, pese a la severidad de los agravios.

En este hospital, dijo, es una constante el mal trato y la discriminación hacia pacientes con vih, pues diariamente se denuncian agresiones en áreas como urgencias y piso, sin embargo una de las más preocupantes es la que se ejerce en el área de ginecología y obstetricia.

Específicamente señaló al gineco-obstetra Alejandro Crisóstomo Rivera, médico en el HAEV quien se niega a dar los servicios que marcan las normas internacionales a mujeres embarazadas con vih y ejerce hacia ellas maltrato verbal y psicológico, así como discriminación.

Patricia Ponce en entrevista dijo que este médico, “se niega a practicarles la cesárea, argumentando que de cualquier modo, con esas palabras: ´ella esta sidosa y el hijo va a nacer sidoso y sale muy cara una cirugía para el hospital´”, cuando se ha comprobado científicamente que esta operación es una manera de evitar el contagio perinatal del vih de la madre al producto.

Aunado a eso, dijo, a la mujer que llega a ser atendida por este servidor público, “la regaña de que se haya embarazado y les dice que si hasta las perras se dan cuenta cuando menstrúan, que si no saben que se van a morir, ¿con quién van a dejar a sus hijos?”, ejerciendo hacia ellas una violencia verbal y psicológica que constituye uno de los elementos de la violencia obstétrica, que en Veracruz se encuentra tipificada como un delito contra las mujeres.

Pese a las múltiples denuncias que se han presentado en contra de esta situación y en particular contra el médico Alejandro Crisóstomo Rivera, dijo, ha sido prácticamente nula la respuesta, pues continúa atendiendo a mujeres con estas características y agrediéndolas.

En Veracruz se tiene vigente la Ley Para Enfrentar La Epidemia Del Vih-Sida en el Estado, en la cual su artículo 12 señala que “La Secretaría de Salud está obligada a la aplicación de todas y cada una de las normas oficiales mexicanas que autorice la secretaría de salud de la federación, en cumplimiento de las disposiciones de la Ley General de Salud, para la prevención y control del VIH-SIDA”.

En la Norma Oficial Mexicana NOM-010-SSA2-2010, dentro del apartado 5.6.5 , se establece como una obligación a los servicios de salud el “proveer información científica acerca de la prevención de la transmisión perinatal a mujeres con VIH para permitir su derecho a decidir sobre el número y espaciamiento de sus hijos, según el artículo 4o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley General de Salud y la NOM 005-SSA2-1993, de los servicios de planificación familiar”

Y agrega que “En caso de desear el embarazo, hacer el seguimiento médico adecuado estado de salud y régimen antirretroviral antes del embarazo, seguimiento prenatal etc. descrito en la guía de manejo antirretroviral de las personas con VIH con el fin de reducir la posibilidad de la transmisión vertical. Se debe respetar el derecho a las mujeres a decidir sobre su vida reproductiva”.

Por ello es que prácticas como la realizada en el Hospital Regional de Alta Especialidad de Veracruz, se incurre en situaciones violatorias, no sólo de la legislación estatal, sino incluso de la Norma Oficial Mexicana.

Pese a las denuncias, dijo, la única vez que han obtenido respuesta fue durante la administración del actual secretario de Salud, Fernando Benítez Obeso, quien instruyó que a este médico no se le diera oportunidad de atender a pacientes con vih, sin embargo esto fue apenas por un periodo de tres a cuatro meses y volvió a la atención regular, incurriendo nuevamente en las malas prácticas.

Este médico además, además aparece en el directorio de personal académico de la Universidad Veracruzana, como conferencista en diversos foros académicos de la especialidad de ginecología y obstetricia, lo cual, reconoció como preocupante por el tipo de prácticas que puede estar reproduciendo a sus estudiantes.

La activista explicó que en otros hospitales no han detectado situaciones de este tipo como constantes, pues se pueden presentar incidentes que son aislados o llegan a ser corregidos antes de que se lleguen a repetir.

Sin embargo en el Hospital Regional de Veracruz la situación es distinta, pues ahí “es un hospital donde a lo largo de todos estos años de trabajo no hemos logrado convencer a los médicos, ni al personal de salud que ahí trabaja, ni sensibilizarlos de que deben trabajar sin discriminación”, ahí es permanente”.

Este tipo de malos tratos, además puede ser configurado como violencia obstétrica y se contemplan en el Código Penal del Estado, en su artículo 363, el cual dice que se comete este delito a quien “no atienda o no brinde atención oportuna y eficaz a las mujeres en el embarazo, parto, puerperio o en emergencias obstétricas”.

También contempla que incurre en este delito quien “Acose o presione psicológica u ofensivamente a una parturienta, con el fin de inhibir la libre decisión de su maternidad”

Y señala como sanción a quien incurra en estas conductas que “se le impondrán de tres a seis años de prisión y multa de hasta trescientos días de salario; y quien incurra en los supuestos descritos en las fracciones iv y v será sancionado con prisión de seis meses a tres años y multa de hasta doscientos días de salario”.

Pero, si la persona que incurre en prácticas como esta fuera parte del servicio público, establece sanciones adicionales, “si el sujeto activo del delito fuere servidor público, además de las penas señaladas se le impondrá destitución e inhabilitación, hasta por dos años, para ejercer otro empleo, cargo o comisión públicos”.
Comentarios
Iniciar Sesión
Busqueda Avanzada
 
 
+ Noticias
 
AVC Noticias 2013 - Contacto redaccionavc@hotmail.com Domicilio: Diego Leño 51 Despacho 401 Centro Xalapa, Veracruz
Tel- 012288 41 93 93
Diseño Amarillo Estudio • Programación Firewall Soluciones