Siguenos
Jueves 24 de mayo de 2018
¿Qué se rompió?

Actualizado: 2018-05-15
Desde el Café

¿Qué se rompió?

Bernardo Gutiérrez Parra

Algo muy grueso debió hacerle Luis Ángel Bravo Contreras a Miguel Ángel Yunes Linares, para que éste le pusiera 5 millones de pesos a su cabeza como recompensa a quien proporcione datos que ayuden a su captura.
La Fiscalía General del Estado lo acusa de desaparición forzada, pero eso es el puro parapeto, aunque mucho tendrá que declarar al respecto el ex Fiscal porque no es ninguna perita en dulce. Al menos tendrá que decir qué sabe sobre la desaparición de 13 personas, entre otras cosas.
Pero lo que llama la atención es la manera tan… llamémosle intensa, con la que el gobernador lo busca para meterlo en prisión.
¿Qué fue lo que se rompió entre ambos?
Es un secreto a voces que a cambio de su libertad, el ex Fiscal General del Estado, Luis Ángel Bravo Contreras, renunció al cargo en el que presuntamente duraría diez años, para favorecer la llegada del actual titular Jorge Winckler Ortiz.
Empalmada con la renuncia iban las declaraciones del ex funcionario sobre lo que sabe de Arturo Bermúdez Zurita, Javier Duarte y otros peces gordos, además de la devolución de algunas propiedades.
Si en un principio se habló sobre su inminente captura, el asunto se fue desvaneciendo con otros escándalos mediáticos como las detenciones de los propios Duarte y Bermúdez Zurita, además de las de Mauricio Audirac, Juan Antonio Nemi y Gina Domínguez.
Los focos rojos se encendieron para Bravo Contreras el pasado 3 de abril cuando la Fiscalía de Winckler aprehendió a dos de sus allegados: el ex Director General de Servicios Periciales, Gilberto “N” y la ex Delegada Regional de la Policía Ministerial, Carlota “N”, acusados de su probable participación en el ocultamiento y alteración del hallazgo de 13 cuerpos, localizados en un lugar conocido como La Barranca de la Aurora.
Según la denuncia, los funcionarios sólo reportaron seis de los 13 cuerpos encontrados, de los otros siete nada se sabe.
Y fue al parecer en las declaraciones de los procesados que salió a relucir el nombre de Luis Ángel Bravo Contreras.
El anuncio sobre la orden de aprehensión lo dio el propio Yunes Linares con lo que violó la secrecía del caso y le dio oportunidad al presunto inculpado de salir en fuga. Pero esos son detalles que poco importan al gobernador.
Lo importante era dar otro golpe mediático y con ello abonarle unos cuantos votos a la campaña de su hijo el candidato, campaña que anda a la baja.
Pero, mediático o no el asunto, Luis Ángel no podrá ir muy lejos. Por mucho que corra con un amparo bajo el brazo sabe, como abogado que es, que tarde o temprano tendrá que comparecer ante un juez por un delito gravísimo. Y si es encontrado culpable sus días en libertad se acabarán. Alguien me dijo que aunque el ex Fiscal pruebe su inocencia, con el simple hecho de meterlo en la cárcel, Yunes Linares le habrá desgraciando la vida para siempre. No lo creo así. Pienso que el ex fiscal Bravo Contreras se condenó a sí mismo desde el momento en que aceptó trabajar para un sujeto como Javier Duarte, y cerró los ojos ante las barbaridades que cometió el despreciado y odiado ex gobernador.

PD.
Sí, sé que alguien dirá que no es Yunes Linares sino la Fiscalía la que ofrece la recompensa. Y que apegado a la ley, fue un juez quien giró la orden de aprehensión contra el ex fiscal, y el gobernador nada tuvo que ver en el asunto.
Ora pues. Enternece saber que todavía hay gente que tiene pensamientos castos e inocentes.
bernardogup@hotmail.com





Entradas
AVC Noticias 2013 - Contacto redaccionavc@hotmail.comDiseño Amarillo Estudio • Programación Firewall Soluciones