Siguenos
Miércoles 21 de febrero de 2018
Titular de la Secretaría de la Defensa Nacional en Veracruz: el chasco

Actualizado: 2018-01-31
CLAROSCUROS






José Luis Ortega Vidal






Titular de la Secretaría de la Defensa Nacional en Veracruz: el chasco


¿Narcomanta o Políticomanta? La guerra sucia electoral






(1)






La visita del Secretario de la Defensa Nacional Salvador Cienfuegos Zepeda, ayer, al sur de Veracruz se contextualizó por dos hechos aparentemente intrascendentes pero de profundo sentido semiótico en lo que a la relación entre política y seguridad se refiere.


El martes 30 de enero del 2018 quedará grabado en la memoria periodística y política de la región que abarca desde Acayucan hasta Las Choapas y atraviesa Coatzacoalcos como el día en que un gobernador cuya características principales son “la mecha corta”, el protagonismo, la contradicción entre su inteligencia personal y la incapacidad para reconocer la inteligencia de los demás, debió seguir -una y otra vez- los pasos de un general que se mostró como su supervisor, así, a secas…


Si a esta actitud de Salvador Cienfuegos Zepeda respecto de Miguel Angel Yunes Linares le añadimos la virtual llamada de atención que el jefe del ejército le dio al gobernante veracruzano -así como a sus tropas- frente a periodistas, autoridades locales y público en general, se puso en evidencia un hecho que la población veracruzana reclama desde meses atrás y el gobierno no reconoce: la violencia crece a grados cada vez más graves y se alimenta de errores institucionales, de políticas falsas y de estrategias fallidas.






(2)






Yunes Linares y mandos de la 29 Zona Militar con base en Minatitlán organizaron recorridos del Secretario de la Defensa por espacios de revisión a automovilistas en Coatzacoalcos, Acayucan, Soconusco, Oluta, puntos neurálgicos -que no únicos- de una realidad cruda, sangrienta y sin precedentes históricos en la zona sur veracruzana.


Ubicados en Coatzacoalcos junto al puente del río Calzadas los responsables del punto de revisión que incluye la participación de elementos de las fuerzas armadas así como policías estatales, vieron que algo llamó la atención de Cienfuegos Zepeda.


Un taxista que en teoría debió detenerse para ser revisado simplemente pasó como “Pedro por su casa” frente al titular de la SEDENA, el gobernador, policías y soldados...


El gobernador no lo vio (y si lo vio hizo como que la Virgen le hablaba) pero el general sí y de inmediato cuestionó a Yunes Linares: “¿Y a esos que van sin placas no se les hace nada? ¿Qué no hay (agentes de) transito aquí?” “Todos parejos con la ley”.


La respuesta del gobernador fue el silencio, una cara de sorpresa, un mutis de perplejidad…


Las autoridades de la 29 Zona Militar también sintieron el cuestionamiento e intentaron emitir una explicación.


Luego, Cienfuegos Zepeda se separó del grupo principal en el estrado, tocó levemente con su mano derecha el brazo del gobernador y subió a su camioneta blindada…


A su vez Yunes Linares le dio órdenes al Secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marie, para que se revise a todos los taxistas y se evite que funcionen irregularmente; orden y programa oficial que en teoría se está aplicando desde varios meses atrás…


Finalmente el ejecutivo veracruzano ofreció breve declaración a la prensa para abordar después el vehículo donde esperaba el general a quien le mostraron un trabajo que no funciona al cien por ciento y que evidenció a sus interlocutores de manera penosa…


El titular de la SEDENA se enteró de este modo tan singular que los módulos de seguridad ciudadana son ineficaces y visten un discurso oficial incorrecto.


Estos puntos de revisión presuntamente forman parte de una estrategia a toda prueba en la lucha contra la delincuencia.


Pero no es así y no son los puntos de revisión los únicos que fallan.


El sur de Veracruz nada en ríos de sangre y la lucha oficial montada por autoridades estatales y federales no detiene la masacre.


De hecho hay indicios de una mezcla política con estos acontecimientos, lo que representa una variable ignominiosa del fenómeno.


Datos, mi general: un número importante de asesinatos dolosos en el sur veracruzano ocurre alrededor del servicio de taxis: asesinan a taxistas, queman sus unidades, se clonan colores oficiales y los números de concesiones, amén de haber choferes que trabajan como halcones del crimen organizado o transportan a sicarios.






(3)






La mañana del mismo martes, en Nanchital, municipio conurbado con Coatzacoalcos, apareció una presunta narcomanta.


Este letrero -elaborado en un plotter laser- en el que se leen presuntas acusaciones, presuntos datos específicos y apuntes sobre el asesinato -en diciembre del 2017- del alcalde electo de HIdalgotilán, Santana Cruz Bahena ,por parte de presumibles delincuentes delicados al huachicoleo, el secuestro, ejecuciones y otros delitos, se montó “casualmente” el día que el Secretario de la Defensa Nacional estaría en el sur veracruzano…


No es el primer caso de una “casualidad” que empate fechas de actos políticos con violaciones a la ley.


Entre la primera y segunda quincena de enero pasado Miguel Angel Yunes Márquez -pre-candidato de la alianza PAN/PRD/MC al gobierno de Veracruz- realizó una gira proselitista por la convulsa región sur.


Mientras el hijo del gobernador Miguel Angel Yunes Linares hacía labor proselitista ocurrieron numerosos asesinatos, algunos particularmente sádicos.


Asimismo el 17 de enero fue secuestrada la señora Isis Madrazo de Lemarroy en Coatzacoalcos.


Dicho plagio fue un tema de alto impacto porque la víctima es integrante de una de las familias financieramente más poderosas en Coatzacoalcos.


Al mismo tiempo, el tío político de Isis es Rogelio Lemarroy, ex alcalde y empresario que representa los intereses políticos del gobernador Yunes Linares en la zona.


Isis Madrazo de Lemarroy fue liberada a las pocas horas, sin que se haya dado a conocer operativo alguno.


En la presunta narcomanta montada en Nanchital el día que Salvador Cienfuegos Zepeda llegó al sur veracruzano se menciona al alcalde de Acayucan, Cuitláhuac Condado Escamilla y a su hermano Clemente Nagasaki, funcionario de la PGR en Oaxaca.


A ambos se les ubica como gente que no “quiso negociar” con los huachicoleros que habrían ejecutado al alcalde electo de Hidalgotitlán, municipio colindante con Minatitlán y El Valle del Uxpanapa.


La presunta narcomante recibe esta calificación porque hay informes de que detrás suyo en realidad se ubican golpes políticos.


A los hermanos Condado en apariencia "se les intenta deslindar” de un asunto al que estrictamente no están ligados y no hay investigación ni mención alguna de sus nombres y apellidos en torno a los temas de referencia.


Informes de fuentes políticas y policiacas en el estado plantean que ésta no fue una narcomanta sino una políticomanta, lo cual no deja de ser grave por los nexos que se generan entre la lucha electoral y la pugna delincuencial.


Las fuentes a que tuvo acceso el reportero ofrecen un dato relevante: “el golpeteo viene por parte de ex alcaldes”.


¿El secuestro de Isis Madrazo de Lemarroy durante la gira de Yunes Márquez y el vehículo sin placas frente al titular de la SEDENA y el gobernador son parte del mismo juego?


(4)


Frente a estos elementos de pugnas políticas están los datos duros: en Veracruz los asesinatos son cotidianos, ocurren en todas las regiones y el sur lleva mano en los contactos con el infierno.
Entradas
AVC Noticias 2013 - Contacto redaccionavc@hotmail.comDiseño Amarillo Estudio • Programación Firewall Soluciones