Siguenos
Lunes 22 de mayo de 2017
Karime Macías, la mano que meció la cuna

Actualizado: 2017-04-17
Astrolabio Político



Karime Macías, la mano que meció la cuna

Por: Luis Ramírez Baqueiro



“El mundo no está amenazado por las malas personas,

sino por aquellos que permiten la maldad.” – Albert Einstein.



Entrada la noche del 5 de junio del 2016, la desolación en Casa Veracruz, era el reflejo fiel de la derrota, el resultado tan esperado en las urnas para librar la mala fortuna, no se había concretado, Miguel Ángel Yunes Linares sería para su desgracia el próximo gobernador de Veracruz; para Javier Duarte, el otrora todo poderoso señor gobernador, la suerte se le había terminado.

Fiel testigo de esos hechos resultaron tan solo un par de cercanos colaboradores (Alberto Silva y Luis Ángel Bravo Contreras) y la autora intelectual del inmenso saqueo que colocó a Veracruz al borde del precipicio, Karime Macías Tubilla, contemplaba con terror y lágrimas en los ojos, el carácter iracundo de un Duarte de Ochoa que destrozaba por el suelo su teléfono celular, acusando de traidores a todos sus operadores políticos, quienes con las maletas cargadas de millones, simplemente se lo clavaron y comenzaron a socavar la que sería su tumba política.

La entonces primera dama de Veracruz, fue en todo momento la artífice de ese plan preconcebido para una vez llegado el momento saquear las arcas estatales sin ton ni son, asesorada por sus gurús de cabecera Enrique Jackson y Rubén Aguilar –quien ahora como comentarista de Televisa, no señala que fue cómplice del robo en despoblado que se gestó en la entidad-.

La evidencia de su orquestada operación fue la incorporación de toda su familia en la nómina gubernamental en cargos que iban desde secretarias particulares, subsecretarías, en áreas de Comunicación Social, hasta en la operación y producción de la Cumbre Tajín, esa que convirtieron en el negocio particular, y que les redituó miles de millones de pesos, de los que nadie enteró u otorgó resultado alguno.

La fuerza controladora de la primera dama, se vio reflejada incluso en el manejo de imagen del entonces gobernador Duarte, al que se le vio en algún momento con el cabello desaliñado, en otros instantes con la barba crecida, todo en ese afán de mantener alineados los chacras y la energías del universo, a efecto de que los planes preconcebidos de saquear a la entidad no se fueran jamás a venir por tierra y mucho menos, cayeran en alguna desgracia.

Para su mala fortuna, quien en antaño fuera la artífice de la mano que meció la cuna, hoy se mantienen en el ojo del huracán, vigilada por las autoridades guatemaltecas y la Interpol, que la están dejando tomar confianza para llegado el momento tirarle en guante que la ponga tras las rejas, junto a toda su prole, por ser una cauda de ladrones y bandidos.

Quizá por ello, el llamado realizado por el Comité Ejecutivo Nacional del PRD, en voz de su secretaria General, Beatriz Mojica Morga reprocha que no se investigue al círculo íntimo de Duarte y consideró que la captura del ex Gobernador se perfila como un acuerdo de impunidad entre el Presidente Enrique Peña Nieto y el ex Mandatario local.

Vemos dos razones para que la PGR no hiciera la petición de detención de Karime Macías: uno, la detención fue pactada y tiene un sesgo político y dos, no están investigando al círculo íntimo de Javier Duarte.

Mojica recordó que se ha documentado el involucramiento del círculo cercano del ex Mandatario en el saqueo y, dijo, ha sido ampliamente documentado por el Gobierno de Veracruz y por varias instancias.

"Es inexplicable que la PGR no integrara en el expediente de la averiguación a la esposa del ex Gobernador, a familiares y a la red de protección que le permitió evadirse durante seis meses", criticó en conferencia de prensa desde la Ciudad de México.

Y es que resulta cierto lo afirmado por Mojica Morga, al advertir que existen señalamientos de enriquecimiento ilícito tras su paso por la función pública en un supuesto cargo honorifico como presidenta del DIF Estatal, mismo que se vio de manifiesto al ser acusada de gastar ocho millones de pesos en compras tan solo con una tarjeta de crédito, por muy a nombre que estuviera de Moisés Mansur Cisneiros, ameritaba una explicación ante las autoridades.

Como recordará Karime Macías, la misma que “acusó merecer abundancia” contaba con una tarjeta de crédito American Express Platino cuyo titular era Moisés Mansur Cysneiros, lavador y coacusado de Javier Duarte.

Datos recabados a través de estados de cuenta, reportaron que, en el periodo de diciembre de 2010 a enero de 2012, Macías firmó compras por 511 mil 740 dólares en Estados Unidos, entonces equivalentes a unos 7 millones de pesos, además de un millón 27 mil pesos en México y 7 mil 100 reales brasileños, o 51 mil pesos, en una joyería de Sao Paulo.

Si bajo esos argumentos y otros más, no existen indicios que ameriten una investigación en su contra, entonces sin temor a equivocarnos, la entrega pactada de Duarte, debió ser producto de la artífice de la misma mano que meció la cuna durante todo el Duartismo.



Al tiempo.



astrolabiopoliticomx@gmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx
Entradas
AVC Noticias 2013 - Contacto redaccionavc@hotmail.comDiseño Amarillo Estudio • Programación Firewall Soluciones