Siguenos
Martes 22 de agosto de 2017
Evaluación del Gobierno del Estado al pasar sus primeros 100 días

Actualizado: 2017-03-26
FELIPE DE JESÚS FERNÁNDEZ BASILIO

DESDE A JANELA

EVALUACIÓN DEL GOBIERNO DEL ESTADO AL PASAR SUS PRIMEROS CIEN DÍAS

El actual gobierno del estado ha cruzado la frontera de los cien días y con ello bien podemos decir que ha alcanzado la adultez, es decir ya no se puede decir que sus integrantes están aprendiendo sus funciones y las obligaciones que ellas conllevan.

Y así mismo es tiempo de realizar la primera evaluación de lo que ha acontecido en estos ciento y pico de días que lleva la administración Yunes en funciones.

Por supuesto analizar la totalidad de los hechos del gobierno del estado deviene en una tarea poco menos que titánica, ya que naturalmente han acontecido tantas cosas en secretarías, direcciones y delegaciones, mismas que se derivan de la misma naturaleza del gobierno y del transcurso del tiempo, que harían de esta columna un texto mamotrético, debido a que abordaríamos muchas cuestiones irrelevantes.

Pero lo que sí vamos a abordar son las que consideramos que son los principales temas en los que la actual administración se está centrando, ya sea por decisión de su titular o porque las circunstancias así la han obligado.

Esos temas son los siguientes: el financiero, el de persecución penal en contra de los responsables del desastre que es el estado, la inseguridad y la aparición de fosas con restos de personas desaparecidas (teniendo este tema una independencia del de la inseguridad, porque como más adelante veremos, reviste de características propias) y la verdadera reforma estatal: lo cual consiste en saber si seguimos un nuevo derrotero o si las cosas cambiaron para seguir igual.

La cuestión financiera será la primera que abordaremos, porque como bien se sabe: “el dinero mueve al mundo” y la administración estatal no es una excepción a dicho principio y en ese tenor tenemos que cuando asumió su encargo el primero de diciembre pasado, se encontró con una situación desastrosa en sus arcas, ya que no había ni un céntimo y sí habían muchas, ¡pero muchísimas deudas!; de hecho y sin exagerar, podría compararse la situación con la de cualquier país europeo de la postguerra.

Debido a que en los doce años previos o quizá más; ya que solo está comprobado que Chirinos dejó unas finanzas sanas y del fin de esa administración para acá todo ha sido una historia de déficits e incrementos monstruosos de la deuda pública del estado, teniendo dicha situación su cúspide en las administraciones de Herrera y de Duarte, quienes (tanto ellos como sus cómplices, familiares y amigos), robaron de una manera tan descarada que dejaron no solo secas las arcas de la entidad sino con una deuda tan grande que solo será después de varias generaciones, el que sea liquidada, si es que antes no llega otro gobierno populista que a base de dispendio funde su administración; v.gr.:AMLO y secuaces.

Dicha situación hizo que el gobierno del estado tuviera que moverse sin dinero y literalmente intentar hacer milagros en tal situación, ya que la fila de acreedores hasta la fecha es inmensa y a todos tarde o temprano, tiene que pagarles.

Sí, han servido las participaciones federales e igualmente han servido los muy pocos dineros recuperados de los delincuentes que antes gobernaron, pero queda la sensación de que han faltado muchísimas más investigaciones para corregir el desfalco que aqueja a la entidad; ya que no solo se debe de investigar lo que se hayan llevado Duarte y Herrera, sino se debe de investigar mucho más allá de ellos y como lo veremos más adelante, aún falta mucho por hacer; y si bien se pretende reestructurar la deuda heredada para obtener mejores condiciones de pago, lo cual es una medida muy conveniente, ya que si bien es cierto que ninguna reestructuración de deuda es favorable para el deudor, ya que la misma lleva implícito un costo financiero, también es cierto que no existe otra salida, ya que la suspensión de pagos es por mucho peor en estos tiempos de calificaciones de deuda.

Así que en este rubro pondremos una calificación de 6 a la administración del estado, ya que como se dice de “panzazo” está capoteando la situación.

Ahora bien, hablaremos de lo que es el leitmotiv de esta administración, es decir, la persecución de quienes llevaron al estado a la situación en que se encuentra; y sí, ¡Ése es el punto central de esta administración!, ya que desde antes de ser candidato, el gobernador prometió perseguir a todos los que nos llevaron a padecer esta desastrosa situación y a la fecha lo ha hecho en la medida de sus posibilidades de una manera más o menos satisfactoria, ya que si bien es cierto que ya se está procesando a dos exsecretarios de estado de la pasada administración y que así mismo se han presentado varias denuncias en contra de diversos exfuncionarios; la mera verdad es que la acción de la justicia va muy por debajo de lo esperado, ya que a muchos más no se ha siquiera tocado ni con el pétalo de una rosa y de eso tenemos varios ejemplos: el ex fiscal, a quien parece que con haberlo sacado del cargo ha quedado impune, cuando existen varias cosas de su desempeño que sería interesante conocer; la ex coordinadora de comunicación social de la pasada administración, de quien se dice que participó en muchas de las transas del anterior gobierno y a quien hasta este momento no se sabe que investiguen; la exalcaldesa de Jalapa, de quien se sabe que ha lucrado a más no poder con los diversos puestos que ha detentado y quien hoy se ostenta con un nuevo encargo federal en la entidad (delegada del ISSSTE) y que si bien su nombramiento proviene del gobierno de Peña y no del estado, lo anterior no es óbice para que sea investigada y en su momento se pueda conocer la verdad acerca de su cuantioso patrimonio y no solo ser presentada en un nuevo puesto federal; y qué decir del escándalo que fastuosamente se reveló en Salud, con eso de las medicinas caducas y/o falsas, hasta la fecha no se ha visto una sola acción penal en contra de algún gran exfuncionario de las anteriores administraciones. En fin eso es en cuanto a los grandes ex funcionarios y ¿Qué ha sucedido con los medianos, con los pequeños exfuncionarios, con los socios, los familiares, los amigos y todos aquellos que se vieron beneficiados con dinero y/o concesiones sustraídos del estado?; hasta ahorita nada, más que algunos despidos para poner a otras gentes afines a la administración actual sin adelgazar la burocracia, lo cual por cierto hubiera sido muy bueno.

Sin embargo en lo que ahora nos atañe, debemos de decir que no se ha hecho casi nada en cuanto al esclarecimiento de los hechos y el consecuente deslinde de responsabilidades en contra de quienes pusieron a Veracruz en la situación en la que se encuentra y por lo tanto demos de decir que la administración actual reprueba esta asignatura y le ponemos un 4 de calificación en este su principal rubro.

Respecto del tema de la inseguridad, debemos de decir que la administración estatal está haciendo su mejor esfuerzo y que pese a las limitaciones que tiene en seguridad pública y en procuración de justicia, ha tomado decisiones que han resultado pertinentes para contrarrestar la gran inseguridad heredada de las administraciones de Herrera y Duarte, tanto en la persecución y captura de delincuentes como en pedir el apoyo de las fuerzas federales y si bien es cierto que tanto en materia de crimen organizado e incluso hasta del común, hoy en día aplica la frase popular que enuncia que: “los demonios andan sueltos”; también lo es que ese no es solo un fenómeno que aqueja solo al estado de Veracruz sino que es nacional, ya que hemos sabido de todo tipo de crímenes a lo largo y ancho de la República; pero en lo que sí ha fallado esta administración hasta el momento es en la atención que se da a las denuncias ciudadanas, ya que pese a que se promueve la cultura de la denuncia, al momento que se presenta una denuncia prevalece la indolencia, (que no incapacidad porque capacidad sí hay), y la tramitología de la burocracia encargada de procurar justicia, es decir los fiscales y si no me creen, vean el calvario que es dar seguimiento a cualquier denuncia presentada ante la fiscalía.

Sin embargo y pese a lo anterior bien podemos dar un 8 de calificación a la administración estatal en este rubro, pero haciendo hincapié en que falta mucho por mejorar la procuración de justicia.

En cuanto al tema de las fosas halladas en diversas partes de la entidad y sí, aunque debemos de reconocer que se trata de una serie de crímenes en sí mismos muy graves, también debemos de reconocer que se trata de crímenes que se cometieron al amparo de las últimas dos administraciones emanadas del PRI, ya que bajo los gobiernos de Herrera y de Duarte se permitió el acceso a la entidad a grupos muy poderosos del crimen organizado y si bien ahora se han hallado los restos de muchas, (que no todas), de las víctimas; también es cierto que no se trata de cuestiones que atañan directamente a esta administración en cuanto al fondo (la esencia) del asunto y sin embargo, debemos estar atentos al tratamiento que se da respecto a este asunto; ya que por una parte contamos con un fiscal absolutamente insensible (frivoliza todo en redes sociales, igual que lo hace mucha gente, ¡Mal de nuestro tiempo!) y por la otra contamos con las madres de los colectivos, de quienes no podemos dejarnos seducir por el canto de las sirenas, ya que aunque éste sea como en la leyenda: muy hermoso; debido que es comprensible que sean madres muy preocupadas por el destino de sus hijos, pero tampoco debemos de obviar que de alguna manera supieron que éstos en vida andaban en malos pasos y lo anterior lo puedo afirmar con la autoridad que mi profesión me confiere, ya que he conocido de asuntos de este tipo y lo que en este caso acontece es que esas personas niegan la situación que las llevó hasta ahí: es decir, que sus hijitos queridos andaban en malos pasos y eso nos lleva a reafirmar la máxima de que es ampliamente conocida y que dice lo siguiente: Que meterse con el crimen organizado solo nos lleva a dos caminos: o la muerte o la cárcel.

Pero en fin, esos son temas muy actuales y que debemos de evaluar en lo que toca a la administración Yunes desde la manera en ésta trate el asunto y no en el origen del mismo, porque como ya se ha dicho, fue antes de la misma y por lo mismo a juicio de quien esto escribe, considero que debemos de reservar la evaluación de esta asignatura y por lo mismo la dejamos pendiente hasta ver como se termina esta situación.

Y por último en lo que refiere a que si hemos tenido o no un verdadero cambio, debemos decir que no lo ha habido; ya que si bien se han despedido a muchas personas contratadas por Herrera o Duarte, también es verdad que esas personas han sido sustituidas por personas afines al gobernador o a sus colaboradores y de eso hay muchos ejemplos, pero pondré como muestra el caso de la SADARPA en donde ponen, incluso fuera de nómina a un supuesto asesor jurídico que recibe sueldo pero no es oficial su nombramiento, es decir pese al cambio ,vivimos en los mejores tiempos del PRI.

Y qué decir de tantos duartistas o herreristas que se han visto incluidos o al menos beneficiados por la actual administración; vemos al presidente del Tribunal Superior de Justicia, quien llegó a ser magistrado gracias a Herrera y que si bien formalmente su elección no fue de la incumbencia del gobernador, en la práctica sabemos que él lo nombró; ya que no hemos cambiado respecto del régimen anterior.

Y bien, en principio no podemos exigir de alguien que fue tan priista como Cárdenas, Díaz Ordaz o Salinas; ya que Yunes Linares es un excuadro activo del PRI que se tuvo que abrir camino en otros partidos pero sus camaradas siempre fueron del PRI y eso lo estamos viendo; pero lo que no se puede admitir es que siga la cultura de los amigos y favores y más cuando dice que no hay dinero para pagar a tanto empleado.

Entonces yo diría que: “Si ya sabes que no podemos pagar a tanta burocracia, para que sigues contratando a gente de manera irregular sin reducir la misma burocracia”.

Por lo mismo y como consecuencia de lo anterior debemos de reprobar a la administración Yunes en esta asignatura y debemos de hacerlo de manera categórica, dándole de calificación un 1 de 10; ya que hasta el momento no hemos cambiado y seguimos manteniendo el amiguismo y el compadrazgo tal y como fuera en tiempos del PRI; sin ver una mejora por muy minúscula que fuera, ya que se paga a gentes que no justifican su trabajo solo por ser amigos del Secretario o del funcionario de confianza.

En fin, éstas son solo unas calificaciones provisionales, las verdaderas se darán en diciembre del 18, cuando esta administración concluya e incluso antes, cuando la población de su veredicto a la luz de las presidenciales de ese año.

Por lo mismo y sabiendo que aún falta mucho tiempo en esta administración, esperemos aprovechen para eficientar sus resultados; principalmente en destruir las practicas priístas del influyentismo y el amiguismo empleando y lo peor de todo pagando, a personas ajenas al organigrama, así como perseguir o al menos investigar a todos los que al amparo de Herrera o Duarte nos llevaron a la situación en la que nos encontramos.

Estas calificaciones son provisionales a estos ciento y pico de días de funciones y en su momento veremos cómo quedan las definitivas al final de la administración y mientras tanto hay tiempo para mejorar en el desempeño, ya que aún está por venir la mayor parte del tiempo de esta administración y tenemos la esperanza de ver notorias mejoras en ese tiempo.



felfebas@gmail.com

Twitter: @fefebas

Entradas
AVC Noticias 2013 - Contacto redaccionavc@hotmail.comDiseño Amarillo Estudio • Programación Firewall Soluciones