Siguenos
Lunes 26 de junio de 2017
“Día 148 y Javier Duarte sigue huyendo” El ingenuo

Actualizado: 2017-03-16
APUNTES
Manuel Rosete Chávez

“Día 148 y Javier Duarte sigue huyendo”
El ingenuo

La tragedia acecha

El pasado viernes 10 de marzo se cumplieron los primeros 100 días de la administración de Miguel Ángel Yunes Linares. Cien días del proyecto de gobierno que mayores expectativas levantó entre los veracruzanos en toda la historia. El gobierno del cambio, el gobierno de la justicia, el gobierno que todos queríamos para dejar atrás más de ochenta años de priismo y los doce últimos de dos administraciones desastrosas.
Yunes Linares no tuvo que hacer mucho esfuerzo para arrollar en las urnas al candidato del PRI, Héctor Yunes Landa; el trabajo ya lo habían hecho Miguel Alemán Velasco, Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa.
El primero, Miguel Alemán, al encabezar una administración indolente, sin obras, frívola. A los veracruzanos nos salió muy caro tener un gobierno de lujo como ese, con un Fantomas encabezando la administración y una bella dama, su esposa doña Cristian Magnani, ex Miss Mundo, su inseparable pareja. Alemán trasladó los poderes del estado a Boca del Río, al World Trade Center, y a viajar por el mundo por cuenta de los veracruzanos.
Miguel Alemán no llevó las cosas más allá salvo que se convirtió en el primer Gobernador de Veracruz que dejó una deuda de tres mil 500 millones de pesos, lo que hasta antes no había pasado.
De esos 3 mil 500 millones de pesos una buena parte fue a parar a la campaña de Fidel Herrera Beltrán y la otra a los bolsillos del mismo Miguel Alemán.
Fidel Herrera arrancó su campaña con los números en contra. Hasta ahí los veracruzanos ya mostraban un hartazgo con la forma corrupta de los priistas de gobernar, no había obras, no había superación, no había nada; sí, en cambio, comenzaba a surgir algo que jamás había estado presente en la vida de los veracruzanos: la violencia criminal. En ese escenario, Fidel Herrera Beltrán le gana, o le roba en la mesa, la elección a un tibio e ingenuo Gerardo Buganza y Salmerón, dejando los pelos en el alambre, lo que debió ser un foco rojo en el tablero del PRI nacional, aunque no lo consideraron así.
Javier Duarte como candidato de Fidel Herrera tiene la suerte de contar con miles de millones de pesos para comprar la conciencia de los veracruzanos que sufragan. Lo hizo y con eso ganó la elección, las trampas que costaron miles de millones de pesos al PRI de Fidel Herrera se multiplicaron por todos los rincones de la geografía veracruzana para forzar un triunfo por hambre más que por convicción. Duarte venció, o compró la elección, en la que le ganó a Miguel Ángel Yunes Linares, en su primer intento por alcanzar la silla principal del Palacio de Gobierno.
Pero Javier Duarte, empujado por su maestro Fidel Herrera, comete los peores errores que un político puede cometer. Con sus acciones de saqueo salvaje, de desconocimiento del valor de las instituciones, de convertir a Veracruz en un cementerio, de instaurar una terrible ola de violencia que costó la vida de miles de veracruzanos, con eso enterró al PRI, un partido al que le cuelgan las culpas de sus abanderados y en su infinita arrogancia Duarte no calculó las consecuencias de sus actos.
Hoy al parecer estamos peor que nunca; el panorama no es nada alentador, las promesas del actual gobierno se diluyeron en solo tres meses y unos días porque resultados no vemos por ninguna parte.
¿Volveremos los veracruzanos a creer en el canto de las sirenas?

Arrepiéntanse, diputados

Ante el rechazo de su propuesta de reestructuración de la deuda pública, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares informó a los medios de comunicación que buscará la reestructuración de la deuda pública del estado sin la autorización del Congreso local, luego de que ésta no fuera aprobada por los legisladores priistas, de Morena e independientes.
Yunes Linares adelanta que negociará con la banca para disminuir las tasas de interés de 21 créditos que actualmente rondan los 42 mil millones de pesos. Dijo que, de no hacerlo, aunque acuda directamente con los bancos, en su calidad de Gobernador del Estado, no podría aumentar el plazo para el pago de la deuda.
“Se analiza la posibilidad de acudir a negociar directamente con la banca sin la autorización del Congreso, aunque esto limitaría nuestra posibilidad de actuar porque no podríamos aumentar el plazo al que está contratado la deuda”.
También dijo que se hizo un ajuste al gasto de la administración, pero además se pedirá al Poder Legislativo que haga un ajuste a su propio gasto, pues los 50 diputados que conforman el Congreso Local le cuestan al presupuesto del gobierno de Veracruz, 700 millones de pesos.
“Le vamos a pedir al Poder Legislativo que ajuste a la mitad su presupuesto para que podamos ahorrar más de 350 millones de pesos”. ¡Claro!, no es posible que mientras el Ejecutivo se aprieta el cinturón, los diputados locales se reparten el botín hasta con “convenios periodísticos” de miles de pesos como el que consiguió o le dieron a la diputada perredista Copete Zapot por una vacilada que ella llama “las delicias veracruzanas” y que define como medio de comunicación, además de los aviadores que han encontrado pero no han podido dar de baja por falta de… interés, digamos.
Y como la esperanza es lo que muere al último, el gobernador Yunes Linares dijo que se plantea también la posibilidad que el Congreso reflexione y que los diputados que votaron en contra de la propuesta vean que le hicieron un daño grave a Veracruz.
Y bueno, daño, daño, el que nos hizo por ejemplo Ricardo García Guzmán, ex Contralor General del Estado con Javier Duarte y hoy protegido del PAN como candidato a la presidencia municipal de Pánuco.

No doblaré las manos: MAYL

La primera reacción del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares que circuló en las redacciones de los medios de comunicación respecto al rechazo de su propuesta de reestructuración de la deuda, explica con detalles las consecuencias de la negativa: se cerrarán escuelas y hospitales. Al no aprobar la propuesta del Ejecutivo, significa dejar de recibir 33 mil millones de pesos al año que se usan para el pago de policías, médicos, enfermeras, maestros, pagar a pensionados y para mantener al estado funcionando.
“Sin estos recursos, tendríamos que cerrar escuelas, hospitales, dejar de prestar el servicio de seguridad pública; dejaríamos de tener dinero para financiar actividades del Estado. Es grave lo que hicieron ayer y contrario a los intereses de Veracruz. Lo digo con dolor porque nunca pensé que en el Congreso hubiera quienes se atrevieran a actuar en contra de los intereses de los veracruzanos”. En su mensaje, dijo: “No doblaré las manos ante quienes quieren que el Gobernador vaya en otra dirección. Vamos a salir adelante, haré lo que sea necesario, no descarto ninguna opción”. Lamentó también que, de haberse aprobado la reestructuración, se pudo haber bajado el pago de intereses hasta en mil 600 millones de pesos anuales, y que de haberse aprobado en enero habría un ahorro de 150 millones de pesos.

REFLEXIÓN

En opinión de un distinguido priista, el alcalde Américo Zúñiga Martínez, Veracruz necesita este tipo de mecanismos para darle viabilidad financiera al gobierno. “Como veracruzano y como presidente municipal aspiramos a que la administración estatal tenga todos los elementos para poder hacerle frente a todos los temas que existen en Veracruz. Queremos que al gobierno le vaya bien, queremos que al gobernador le vaya bien”. O sea, a favor de la reestructuración de la deuda que propone el Gobernador. Escríbanos a mrossete@yahoo.com.mx formatosiete@gmail.com www.formato7.com/columnistas

Entradas
AVC Noticias 2013 - Contacto redaccionavc@hotmail.comDiseño Amarillo Estudio • Programación Firewall Soluciones