Siguenos
Martes 12 de diciembre de 2017
AMLO en Veracruz

Actualizado: 2017-02-27
FELIPE DE JESÚS FERNÁNDEZ BASILIO

DESDE A JANELA

AMLO EN VERACRUZ

En estos últimos días tuvimos la visita del dirigente nacional de Morena y eterno suspirante de la presidencia de la república, quien vino para promocionarse con el fin de lograr su anhelado fin y también, fiel a su costumbre, vino a pelear con todo mundo, iniciando con los periodistas y terminando con el gobernador de la entidad.

Dos graves errores para alguien que pretende ser Presidente de la República y que si no lo ha sido es precisamente por haber cometido los mismos errores en el pasado.

Siendo el primero de ellos el que por mucho es el peor de los dos, porque al decir que los periodistas locales eran “maiceados” por Yunes Linares y que además éste “les daba el maíz con gorgojo”, López Obrador profirió una calumnia a uno de los gremios que más se ha visto lastimado en los últimos años, no hay que olvidar la década de terror que han vivido los que ejercen la labor del periodismo en Veracruz.

Por desgracia algunos falsos periodistas vivieron de las subvenciones que el PRI les daba cuando estaba en el poder local, sin embargo ése no es el caso de la gran mayoría de los que ejercen esa digna y valiente labor cotidiana.

Pero como ya dije antes, lo que más enoja y sobretodo indigna es el hecho de que López Obrador haya venido a insultar a un gremio que ha sido tan golpeado y no solo con desprestigio o habladas, sino con asesinatos a sangre fría en contra de muchos de sus miembros. Los cuales dieron la vuelta al mundo, al grado de que Veracruz se convirtió en un lugar más peligroso que el propio Iraq para ejercer el periodismo.

Sin embargo y aunque duele, éso no es algo para extrañarse, ya que poco antes de venir a Veracruz este personaje profirió una serie de insultos en contra de la que es una de las instituciones más respetadas por los mexicanos, sino es que la más: La Marina Armada de México y esto lo hizo al día siguiente de que los marinos expugnaron una casa ocupada por miembros del crimen organizado en Tepic, Nayarit.

En ese momento dijo que los marinos habían cometido una masacre en perjuicio de menores de edad y cuando se supo la edad de los criminales, quiso componer diciendo que la masacre había sido en contra de “menores de treinta años”, compostura que fue por demás ridícula ya que ¿quién debajo de los treinta es un menor?; por favor, esos sujetos eran todos unos hombres hechos y no tan derechos (más bien chuecos), lo anterior aunado a que la Marina no tenía otra manera para controlar la situación más que usando el helicóptero artillado, ya que los malandros usaban armas de fuego de alto poder para defender la posición y cualquier otro tipo de asalto hubiera sido con bajas y además está autorizado internacionalmente por todos los manuales y directrices de uso de la fuerza pública el usar un poder de fuego similar al del agresor y todavía está más justificado por el hecho de que a ese tipo de delincuentes no se les debe de dar tregua ni cuartel, máxime que éso es lo que menos hacen ellos con sus víctimas y al hablar de masacres en contra de “menores” AMLO lo único que hace es insultar a todos los que de cualquier manera han sido víctimas de esos criminales.

Siempre se ha dicho que el peor de los enemigos de AMLO es el propio AMLO, ya que por lo general comienza pleitos peores que los del Quijote contra los Molinos de Viento, y por su puesto sin la salida graciosa del personaje de Cervantes; ya que no hay que olvidar el famoso “Cállate chachalaca” en contra del Presidente de la República de aquel entonces, mismo que le costó la presidencia, ya que ese insulto no se vio en contra de Fox como persona, sino que se vio como en contra del Presidente y lo peor de todo es que ese exabrupto fue mucho menor que los que ahora ha proferido en contra de los marinos y de los periodistas veracruzanos.

Ya que podemos, siguiendo los dichos de Obrador, esperar a que si es presidente el crimen organizado campeé como nunca en el país, ya que no los tocaría ni con el pétalo de una rosa y los ciudadanos quedaríamos totalmente expuestos a los criminales, porque la autoridad del Estado no nos respaldaría para no provocar masacres de menores de treinta años que por las razones que sean, en su libre albedrío escogieron seguir la vida delictiva.

Pero en fin, se trata de un personaje megalómano y que se cree el redentor de la patria y se vende como el superhéroe que lucha en contra de una mafia siniestra que une en su contra a toda clase de personajes dispares y que solo en su cabeza y en la de sus seguidores van unidos para frenarlo en sus intenciones de presidir el país

Y ahora está envalentonado, porque ha fundado un partido personal (Morena), el cual hasta en su nombre tiene el espíritu redentorista de su fundador: Regeneración Nacional, y ese partido ha proliferado imponiendo el culto personal al Mesías Tropical (AMLO) y sobre todo exprimiendo económicamente, como una secta protestante, a sus miembros y sobre todo a los “Don Nadie” que gracias a su membrete han ganado un puesto de elección popular o colaboran en algún gobierno emanado de ese partido, ya que no solo les cobra un diezmo sino en muchos casos hasta el cincuenta por ciento de sus salarios y no solo éso sino que además ha creado un culto personal tipo “Führer” en sus seguidores, a los cuales, tal y como en la Alemania Nazi, admite después de que prestan un juramento de fidelidad a su persona como líder y caudillo supremo y además miente cuando dice que admite a solo a los de “a pie” de otros partidos y no a sus líderes, ya que casi siempre lo vemos flanqueado nada más ni nada menos que por Manuel Bartlett Díaz, aquel que fuera hombre fuerte de Miguel de la Madrid y de Carlos Salinas, Secretario de Gobernación con el primero y de Educación con el segundo e incluso Gobernador de Puebla por designación de Salinas de Gortari; ¡Díganme si es un ex priista de a pie!, por supuesto que no lo era. Y ya sobra decir que era un salinista de primera orden, es decir no solo AMLO acogió a un salinista destacado, sino que lo hizo con un salinista de confianza, así que cuando el “Peje” hable de Carlos Salinas, les dejo a su criterio la conclusión.

Del segundo error que cometió López Obrador al visitar la entidad, el cual consistió en atacar al Gobernador de Veracruz y no solo éso, sino que peor tanto para él como para su causa, se enfrascó en una batalla verbal con el mismo; podemos decir que no es ni tan grave ni tan doloroso como lo fue el primero, pero sí que fue un gran error tanto de estrategia como principalmente de táctica, ya que haciendo una metáfora, es como si se hubiera metido en un barrio reo para enfrentar al líder de la pandilla que ahí predomina y todos sabemos que no iba a salir ileso de esa lid, ya que al menos alguna cuchillada se iba a llevar. Tal y como sucedió, ya que salió por lo menos ventaneado en lo que toca al crecimiento de su partido en la entidad con pruebas que al momento de escribir esta columna no ha refutado.

Y no es que sea Yunes Linares un paladín de la democracia ni mucho menos un político impoluto, pero es alguien que se ha caracterizado por luchar en el fango y hasta el momento ha salido airoso y por eso digo que fue un gran error de AMLO meterse con alguien que juega igual o más sucio que él, sin tener necesidad de hacerlo, ya que en esta presidencial no juega, (aunque si le va bien tal vez lo haga en el 24).

En fin, esos son los saldos que dejó la visita del “Rayito de Esperanza” en la entidad, del resto de la historia seguiremos pendientes.



felfebas@gmail.com

Twitter: @fefebas

Entradas
AVC Noticias 2013 - Contacto redaccionavc@hotmail.comDiseño Amarillo Estudio • Programación Firewall Soluciones