Siguenos
Martes 17 de octubre de 2017
No son números, son personas

Actualizado: 2016-11-22
La Fiesta del Té





No son números, son personas





En Veracruz para esta tercera semana de noviembre se han registrado 165 casos de mujeres víctimas de feminicidio, si, así con todas sus letras F E M I N I C I D I O, pues por las características en las que fueron asesinadas muestran que la razón por la que alguien les quitó la vida es porque son mujeres y alguien se sintió con el derecho de hacerlo.



La situación es de alarma, pero a pesar de los datos, la forma de violencia, el incremento en la saña que se puede ver en los crímenes y la falta de sanción para quienes son responsables, aún no se declara la alerta de violencia de género para Veracruz.



Sin embargo, aunque el feminicidio es la expresión máxima de la violencia contra las mujeres, existen otras formas que van llenando de piedras el camino que transitan las niñas, las adolescentes, las adultas y las ancianas, las cuales a veces no pueden verse con facilidad o simplemente no quieren verse por falta de sensibilidad.



Vamos haciendo cuentas:



Al año, sólo el Instituto Municipal de las Mujeres de Xalapa (imaginen las cifras de otros municipios) recibe por lo menos cuatro denuncias de acoso, situaciones que se presentan no sólo en la calle con el piropeo y los tocamientos, sino que se da dentro de las oficinas públicas, en las escuelas por parte de maestros hacia alumnas y en los vecindarios o fraccionamientos con vecinos que se masturban con la ventana abierta cuando una mujer (no importa su edad) está en casa.



Estos solo son los casos de aquellas mujeres que están informadas y quieren levantar la voz en contra de estas prácticas, las que no saben que el acoso es un delito cometido contra ellas y las que temen, pero sobre todo las que creen que es su obligación soportar esas agresiones se callan y aguantan su paso por la vida oyendo al oído las palabras repugnantes de acosadores o haciendo corajes y sintiéndose mal cuando un hombre las toca mientras están en la calle o con el jefe o compañero que las acosa hasta acorralarlas en los baños.



Esa tampoco es la única forma de violencia, diariamente, personal médico y de enfermería impone su propia moral por encima de la salud de las mujeres, critica y violenta verbal y psicológicamente a las mujeres mayores de 35 que desean ser madres, especialmente lo hacen durante el momento del parto y con la misma facilidad le niegan anticonceptivos a las adolescentes que desean evitar la maternidad.



Cada año el 25 por ciento de los nacimientos son de embarazos en adolescentes de entre 11 y 19 años.



Veracruz y México se encuentran, además, por encima de la tasa recomendada por la Organización Mundial de la Salud en cuanto al número de cesáreas, es decir que se convierte en un procedimiento quirúrgico un proceso natural, ya que muchas veces esas cirugías no son necesarias, pero son más rápidas.



Ese mismo personal médico se niega a practicar cesáreas a mujeres embarazadas con vih, argumentando que “si ellas están sidosas, sus hijos nacerán sidosos” como lo denunció el Grupo Multisectorial VIH.



Incluso durante su comparecencia, el propio secretario de Salud, Fernando Benítez Obeso, reconoció que existe personal no sólo resistente a la sensibilización, sino también resistente a las sanciones que se les aplican por sus conductas violentas contra las mujeres.



¿Y qué tal si hablamos de impartición de justicia?



De acuerdo con cifras de la Fiscalía General del Estado, en el periodo de 2000 a 2010 se registraron 728 homicidios dolosos, los cuales hasta ese momento no eran registrados como feminicidios, pues no existía el tipo, sin embargo de esos en 600 casos no se tiene un responsable.



A esto sumamos que de 2012 a 2015 se iniciaron 161 procesos por feminicidio en la Fiscalía General de Justicia, sin embargo hasta el momento sólo en siete de ellos hay sentencias condenatorias.



Y los medios no nos quedamos atrás.



También los medios de comunicación tapizan sus primeras planas con fotografías infames sobre la violencia contra las mujeres, convirtiendo esto en una apología, en una pedagogía de la violencia, como lo dice Lucía Lagunes Huerta, directora de Comunicación e Información de la Mujer A.C., agencia de la sociedad civil a comunicar con perspectiva de género.



Los medios han llegado a degradar a tal grado la imagen de las mujeres que o las presenta semidesnudas, expuestas, como un producto de consumo para la satisfacción sexual de los hombres o semidesnudas, expuestas, mostrando que son víctimas de feminicidio y dando cátedra además de cómo se hizo, para que quienes copien no cometan errores y por lo tanto no sean castigados.



¿Y aún así seguimos pensando que no hay violencia contra las mujeres?, ¿continuamos creyendo que las mujeres no necesitan leyes de adelanto para salvar las desventajas en que se encuentran?.



¿aún así hay hombres que cuestionan las razones por las que no se les considera víctimas de violencia?.



Este viernes se conmemora el 25 de noviembre, reconocido por la Organización de las Naciones Unidas como el día por la erradicación de todas las formas de violencia contra las mujeres.



Cientos de mujeres caminaremos, recordando a esas víctimas de feminicidio que diariamente se reportan y por las que la justicia hace tan poco, pero también recordaremos que hay mucha más violencia que viven las mujeres en silencio y aguantando, lo cual, no debería de ser así.



Aquí tod@s estamos loc@s



@brisaencontacto y columnalafiestadelte@gmail.com

Entradas
AVC Noticias 2013 - Contacto redaccionavc@hotmail.comDiseño Amarillo Estudio • Programación Firewall Soluciones