Siguenos
Domingo 25 de junio de 2017
Primer acto: La tele-renuncia, Duarte está fuera...

Actualizado: 2016-10-14
Primer acto: La tele-renuncia, Duarte está fuera...

Punto y coma/ Por Yair Ademar Domínguez

Se levanta el telón y comienza de nueva cuenta una telenovela politiqueada sobre el caso Veracruz. No siendo suficiente el daño realizado durante estos casi seis años, por quien hasta el doce de octubre del actual fuese el gobernador del Estado, Javier Duarte de Ochoa, se atreven ahora a presentarnos una irrisoria tele-renuncia dramatizada.

Durante el noticiero matutino a nivel nacional, llamado “Despierta” (refrito de Primero Noticias) y conducido por Carlos Loret de Mola, se presentó Javier Duarte para dar obertura del espectáculo que veremos, cuando menos, de aquí al primero de diciembre, fecha en que Miguel Ángel Yunes Linares deberá asumir funciones como gobernador de la entidad.

Causa sorpresa que en el mismo programa donde, durante el proceso electoral pasado, Duarte fuera usado como blanco de acusaciones y estandarte de la estrategia de ataques en contra del Revolucionario Institucional y darle así pase expedito al albiazul, chasco causó la exclusividad que le otorgó a esta televisora el ahora ex-gobernador, para dar a conocer la deserción de su cargo.

Cuarenta y ocho días antes de concluir como mandatario estatal, cínico y testarudo, Javier Duarte dio la primicia en televisión nacional de su solicitud de licencia por el resto de su periodo, ante el Congreso Local del Estado.

Resaltando pulcritud durante su desempeño como gobernador y afirmando estar libre de culpa alguna, negando toda la serie de acusaciones en su contra, y deslindando responsabilidades a otros funcionarios de su propio gobierno, como la rima de sorteo dice: “Yo no fui, fue Teté… Pégale, pégale, al quien fue”

El primer jalón de orejas

Ni en el propio Revolucionario Institucional Javier Duarte se podía sentir acobijado, en un santiamén se volvió el incómodo gobernador, en su momento, de las filas priistas. Ignorado hasta por Enrique Peña Nieto, como lo dice las escrituras, “antes de que cantara el gallo” fue negado por su propio partido.

Ochoa Reza, dirigente nacional de PRI, barrió la sala y echo debajo de la alfombra el polvo, para que con un jalón de orejas le fueran suspendidos sus derechos como militante del tricolor, tanto a JaviDu como a seis personas más que han colaborado con él.

Ahora, regañado y sin desembocadura alguna, es obligado a pedir licencia.

El enigma: ¿Huirá?

Duarte debe regresar lo que con descaro se robó

No sería la primera ocasión, y no particular en México, en que una televisora se preste al truqueo político del momento, haciendo noticia nacional y viral las convencías e intereses ciertos de un puñado.

La entrevista con Carlos Loret de Mola abre la puerta a una serie de interrogantes que ponen entre dicho la salida de Javier Duarte y su tele-renuncia. Durante los treinta minutos en los que el gobernador es entrevistado, se suprime en los cuestionamientos gran parte del catálogo de responsabilidades por las que se le debería hacer juicio político junto con la camarilla que entre sí, se encubrían:

Javier Duarte debe responder y enfrentar a la justicia por los diecinueve periodistas asesinados en Veracruz de dos mil diez a al fecha, todos impunes; los más de seiscientos ochenta desaparecidos en el Estado, que siguen siendo buscado por sus familias; las fosas clandestinas que a diario desayunamos; los decapitados, ejecutados y femenicidios; los secuestros, asaltos y robos; los diversos señalamientos de la Auditoria Superior de la Federación (ASF); las treinta y cuatro empresas fantasmas encontradas e involucradas con 3 mil 300 millones de pesos; treinta cinco mil millones de pesos que como deuda pública de hereda; cera de 30 propiedades a su nombre o de cercanos; acciones en un campo de golf y una propiedad a nombre de su suegro Tony Macías, ambas en Texas; y una lista de agravios y delitos sin fin.

Por el contrario, Javier Duarte fue cuestionado en televisión, en esencia, por las investigaciones de la PRG que enfrenta por los cargos de Enriquecimiento Ilícito, Peculado e Incumplimiento del Deber Legal, acusaciones por las cuales también deberá responder.

No es suficiente despertar con la noticia de que el peor gobernador que ha existido en la historia de Veracruz anuncie su salida, que en lo preferible la hubiese realizado hace un par de años atrás, si bien es cierto causa, de alguna forma, la sensación de regocijo entre los veracruzanos. Pero debemos de tener muy en claro que el caso no debe quedarse así: No se trata de si Duarte deja el cargo o no, esa no es la solución. Éste (Duarte) tiene que enfrentarse a la justicia, y debe regresar todo lo que descaro se robó del presupuesto público.

La irrisoria renuncia televisiva no debe ser distracción para permitirle a Javier Duarte escabullirse de la justicia y no pagar por el daño realizado a Veracruz y los veracruzanos.

Por otro lado: la solicitud de Javier Duarte aprobada por el Congreso Local, y la llegada inconstitucional de media noche de Flavino Rios Alvarado como gobernador interino, será parte del segundo acto, que en lo inmediato podrás leer…
Entradas
AVC Noticias 2013 - Contacto redaccionavc@hotmail.comDiseño Amarillo Estudio • Programación Firewall Soluciones